Teruel
Suscríbete

DENOMINACIÓN DE ORIGEN

El principal reto del jamón es la exportación

Un estudio sobre el impacto económico del sector jamonero señala que genera 2.000 empleos directos.

El principal reto del sector jamonero en la provincia para remontar el vuelo es la exportación, que solo absorbe el 6% de la producción total. Según el estudio 'Importancia socioeconómica del Jamón de Teruel', presentado ayer, la internacionalización es "imprescindible para el mantenimiento de la rentabilidad económica" del sector. El autor del informe, José Antonio Guillén, admitió, no obstante, que la penetración en el mercado exterior es difícil porque está condicionada por "factores culturales", al tratarse de un alimento muy vinculado a la dieta española y poco conocido en el extranjero.

La presidenta del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Teruel, Pilar Martín, admitió que con un porcentaje de partida tan bajo "no es difícil" incrementar la exportación. El crecimiento serviría para compensar la caída del consumo nacional, debido a la crisis y a los cambios en los hábitos de consumo. Para conseguirlo, sería necesaria, según el informe, una mayor concentración de la oferta y también garantizar la homogeneidad del producto, donde radica, según Guillén, buena parte del éxito del jamón italiano, el más exportado.

El estudio servirá de base para elaborar un plan estratégico que marcará el "rumbo" del sector jamonero en los próximos años, según explicó el gerente del grupo agropecuario Arco Iris y presidente de Cepyme-Teruel, Enrique Bayona, que alertó de que "el mar está agitado".

La investigación apunta a la importancia decisiva del jamón en el mantenimiento de la población en el medio rural. Según el informe, la producción jamonera genera, desde la cría de cerdos hasta el curado y comercialización de perniles, 2.000 empleos directos, buena parte de ellos en pequeñas poblaciones que carecen de otra alternativa laboral. Además, el 90% de los costes de producción se consumen en la provincia, lo que tiene un efecto multiplicador en la economía turolense y es, según Martín, uno de los "puntos fuertes" del sector.

La producción de la Denominación de Origen turolense es puntera por su valor económico, con 37 millones de euros en 2009, una cifra solo superada por Guijuelo (Salamanca). El informe alerta, no obstante, de la necesidad de reestructurar el sector con un ajuste de la cabaña porcina y una mayor "integración vertical" -aglutinar en una misma sociedad las distintas fases de producción-.

Etiquetas