Despliega el menú
Teruel

INFRAESTRUCTURAS EN TERUEL

El Ensanche pide agilidad en el proyecto del nuevo acceso de la Cuesta de los Gitanos

La vía, un estrecho camino pavimentado con hormigón, no tiene arcenes y presenta escasa visibilidad.

El paso elevado del ferrocarril impide la visibilidad en la Cuesta de los Gitanos.
El Ensanche pide agilidad en el proyecto del nuevo acceso de la Cuesta de los Gitanos
JORGE ESCUDERO

Los vecinos del Ensanche reclaman que el Ayuntamiento de la capital agilice lo máximo posible el proyecto de acondicionamiento de un nuevo acceso al barrio a través de la Cuesta de los Gitanos.

Consideran que esta vía, un camino pavimentado con una capa de hormigón, sin arcenes y con falta de visibilidad al discurrir bajo un paso elevado de ferrocarril, está cada vez más transitada, por lo que entraña para los conductores un peligro potencial.

El presidente de la Asociación de Vecinos del barrio del Ensanche, Juan José Villalba, explicó que la habilitación de este nuevo aceso «será una cuestión prioritaria para plantear al Ayuntamiento después de las vacaciones». Agregó que circular por este camino «cada vez se complica más, porque el paso del ferrocarril crea un embudo, al que se accede, además, sin ninguna visibilidad». De hecho, indicó que la única forma de poder alertar sobre la llegada de un vehículo en dirección contraria «es accionando la bocina».

El portavoz vecinal se lamenta de que las últimas lluvias han empeorado la situación, al acumularse depósitos de arrastres en las márgenes del camino, lo que ha provocado fuertes desniveles.

Si antes era poco usada, en la actualidad la Cuesta de los Gitanos registra un tráfico voluminoso, sobre todo, en horas punta, ya que para muchos conductores que se dirigen al Polígono Industrial la Paz resulta el camino más corto. Villalba precisó que el incremento de usuarios se ha producido después de la construcción de la rotonda para acceder a la variante de la N-234 y a la carretera de Villaspesa, una infraestructura que ha permitido una mejor ordenación del tráfico en la zona.

Para el presidente, se echa de menos una mejor señalización en la citada rotonda, ya que, según explicaba, no es la primera vez que un autobús procedente de otras ciudades «tiene que dar la vuelta, marcha atrás, porque su conductor ha creído que este acceso era el adecuado para entrar al Ensanche».

Los vecinos quieren que el actual equipo de gobierno municipal retome los proyectos ya iniciado por el anterior alcalde Miguel Ferrer que afectaban tanto a este acceso como al Camino de Capuchinos.

El concejal de Urbanismo, Jesús Fuertes, explicó que estas infraestructuras constituyen «dos ejes importantes para la ciudad que queremos acometer en esta legislatura». Según añadió, la redacción de los proyectos, iniciada por el anterior gobierno municipal, se va a mantener «porque pretendemos impulsar estos dos viales». Dijo que en el caso de la Cuesta de los Gitanos, su utilización se ha incrementado porque este acceso es «la salida natural para el barrio del Ensanche».

Reconoció, no obstante, que la ejecución de estas infraestructuras estará limitada por los problemas económicos que atraviesa el Ayuntamiento y que condiciona cualquier actuación importante. «Son proyectos costosos, porque incluyen expropiaciones, para cuya realización tendremos que buscar financiación externa, a la que se puede ayudar con la venta de patrimonio municipal», precisó.

La habilitación de un nuevo acceso en la Cuesta de los Gitanos depende, asimismo, de la decisión del Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), ya que cualquier actuación requerirá necesariamente un nuevo paso elevado para las vías de ferrocarril, más amplio y que permita una mejor visibilidad.

Fuertes recalcó que los proyectos «no se encuentran en ningún caso paralizados».

Etiquetas