Despliega el menú
Teruel

AGRICULTURA

El azafrán busca productores

El cultivo del azafrán empezó a recuperarse hace cinco años y desde la asociación de productores de azafrán del Jiloca 'AZAJI' trabajan para darlo a conocer. El objetivo es conseguir que más gente se anime a cultivar este producto que en unos días empieza a sembrarse.

Azafrán ya envasado, listo para su venta
El azafrán busca productores
HERALDO

Durante un tiempo se dejó de producir y solo algunos agricultores a nivel particular se dedicaron a no perder el cultivo de un producto reconocido hoy en día en el territorio nacional, el azafrán del Jiloca. Su gran poder colorante y su aroma lo diferencian de otros azafranes, marcando su calidad.

En la actualidad hay plantadas entorno a seis hectáreas que dependen de una quincena de productores lo que permite contar con bulbos para ir produciendo año tras año. Con lo que hay plantado ahora se podría obtener entorno a 6 o 7 kilos de azafrán, una cantidad reducida pero que a corto plazo podría alcanzar una producción próxima a los 20 kilos. Son necesarias 150 flores para cada gramo de azafrán tostado. Un kilo de azafrán para el productor supone unos 2.700 euros. En venta al público alcanza 5 euros el gramo, 10 si se trata de azafrán ecológico.

Falta de productores

Hace tres años que empezaron a trabajar en la obtención de la denominación de origen sin embargo tras tener parte de la tramitación realizada es necesario cumplir otro requisito para obtenerla: «Hay que tener una superficie suficiente plantada que dé los beneficios necesarios para mantener la denominación, sin embargo en estos momentos con los productores que somos no podemos soportar el coste», reconoce el presidente de Azaji, José Antonio Esteban, quien apunta que sería posible en el caso de incrementarse la producción anual. Para ello se está intentando que haya más gente que plante azafrán.

Desde Azaji procuran cada año asistir a ferias para promocionar el azafrán y darlo a conocer. Una de ellas es la feria internacional relacionada con el Slow food, y que se celebra cada dos años en Italia; además de en esta están presentes en ferias locales como es el caso de Teruel Gusto Múdejar o en las de carácter nacional con el fin último de lograr que se reconozca la calidad del producto.

Época de cultivo

En la zona del Jiloca se sabe que hace muchos años ya se cultivaba azafrán y por eso su consumo aquí tiene mayor arraigo. «Todo el mundo tiene guardado de hace años pero ese sería el consumo tradicional no el consumo de compra que se observa que está más fuera del propio territorio turolense, con lo cual los oriundos no consumen el azafrán que se comercializa», considera Esteban.

Hoy en día se han desarrollado múltiples productos que cuentan con el azafrán como ingrediente principal como es el caso del chocolate, el queso o el licor entre otros. Además desde la empresa azafranes de Teruel La Carrasca han apostado por cultivar desde hace un par de años azafrán ecológico que se comercializa en hebra y que hasta ahora no se había hecho en Aragón.

El mes próximo está previsto que se saque el bulbo para su limpieza y tras esto se volverá a plantar el seleccionado. Posteriormente sesacará otra vez para plantarlo de nuevo a finales del mes de junio; a partir de ahí estará en el suelo hasta mediados de octubre, fecha en la que empezarán a salir las primeras flores, señal de que es el momento de recoger el azafrán, esbrinarlo y secarlo para su comercialización.

Etiquetas