Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

NIEVE

Peligra un acceso a la estación de Javalambre

Los dos alcaldes reclaman a la Diputación de Teruel el mantenimiento de la pista durante los meses de invierno.

El alcalde de Camarena, Ramón Navarro, junto al camino. La nieve cayó hace dos semanas.
Peligra un acceso a la estación de Javalambre
ANTONIO GARCíA

Viven de la nieve, pero temen que el fin de semana caiga un temporal. Los alcaldes de La Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra, María Luisa Fuertes y Ramón Gimeno, respectivamente, así como los responsables de los dos alojamientos que hay en el camino forestal que une esta última localidad con la estación de esquí de Javalambre expresaron ayer su preocupación por el hecho de que ningún organismo se ocupa de mantener limpia la pista durante el invierno.

El camino, asfaltado el pasado mes de septiembre por la Diputación Provincial de Teruel (DPT), supone un ahorro de 15 kilómetros entre Camarena y las pistas de esquí frente al recorrido por la carretera convencional, lo que hace que muchos visitantes eligan ese itinerario. El alcalde de Camarena explicó que cada fin de semana que nieva o que se registran temperaturas bajo cero -algo muy frecuente en invierno- «un montón de vehículos se salen de la vía». «Recibimos muchas quejas por este motivo», agregó Gimeno.

El gerente de Cabañas de Javalambre -uno de los dos establecimientos hosteleros que hay junto al camino-, Ricardo Navarro, se quejó de que «en cuanto nieva un poco, mis clientes no pueden llegar al establecimiento y tenemos miedo de que un día no puedan salir». El empresario explicó que constantemente le toca ayudar a poner cadenas a los coches de sus clientes o remolcarlos con su vehículo todo terreno.

«Son familias con niños»

Ricardo Navarro calcula que cada fin de semana de invierno se alojan en la zona más de 200 personas, entre sus propios huéspedes y los del Refugio Rabadá y Navarro -el segundo establecimiento del camino-. Cada uno de los dos edificios tiene capacidad para albergar a 120 personas. «Cuando nieva y no se puede salir o entrar, o bien si el coche se les ha salido de la carretera, los clientes se asustan; son familias con niños y ya no disfrutan de su estancia», subrayó el empresario.

El alcalde de Camarena admitió que su Ayuntamiento dispone de un pequeño camión de bomberos con cuña quitanieves -aportado también por la DPT-, pero dijo que ese recurso «resulta insuficiente cuando, como ha ocurrido en los últimos días, el camino se cubre con 10 centímetros de hielo». Ramón Gimeno reclamó a la Diputación Provincial que lleve a cabo durante el invierno tareas de mantenimiento y prevención que incluyan esparcer sal por el pavimento para evitar la acumulación de hielo o limpiar la vía para que no se formen ventisqueros.

Tanto Gimeno como María Luisa Fuertes -alcaldesa de La Puebla de Valverde- señalaron que, a su juicio, el asfaltado del camino a finales de 2010 supuso que esa pista forestal dejaba de tener carácter exclusivamente agrícola y pasaba a ser una vía más importante de la que alguna institución debe hacerse cargo. Ambos afirmaron que, si la DPT o en su caso el Gobierno de Aragón no se responsabilizan del mantenimiento del camino, la próxima vez que nieve lo cerrarán con una cadena «para evitar el peligro de accidentes».

Por su parte, el presidente de la DPT, Antonio Arrufat, afirmó que la pista forestal «es propiedad del Ayuntamiento de Camarena y él debe ser quien se haga cargo del mismo». Explicó que el camino es muy estrecho y que quizá por eso una máquina quitanieves grande no puede pasar. Añadió que, para salir de dudas, ayer mismo enviaba un técnico que determinaría las posibilidades de actuación. «Los visitantes dejan ingresos en el pueblo y es su Ayuntamiento quien tiene que asumir la responsabilidad. No puede poner recursos turísticos y luego pedir que se lo hagan todo», indicó Arrufat.

Etiquetas