Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Más control de los alimentos en las Bodas de Isabel

Cuatrocientas personas velarán por la seguridad en una de las fiestas más multitudinarias de la capital.

Muchos turolenses y visitantes degustan productos en tabernas y puestos de calle.
Más control de los alimentos en las Bodas de Isabel
ANTONIO GARCíA

La fiesta de las Bodas de Isabel contará este año con un especial control sanitario de los alimentos que se suministran en los puestos del mercadillo y tabernas que se instalan en las calles, según explicó ayer el alcalde de Teruel, Manuel Blasco. Hizo estas declaraciones tras la reunión que mantuvo la Junta Local de Seguridad para ultimar el dispositivo que se pondrá en marcha durante la recreación teatral de la leyenda de los Amantes, una celebración que tendrá lugar del 17 al 20 de este mes y en la que se suele duplicar la población de Teruel.

El alcalde señaló que si bien nunca se han registrado problemas sanitarios por la venta en las calles de alimentos en esta época del año, esta es una constante preocupación del Ayuntamiento por tratarse de «un tema que afecta a la salud de las personas». Agregó que los agentes encargados del control de los productos de venta en la calle «van a ser inflexibles con los puestos que no cuenten con la autorización pertinente y las prescripciones del Departamento de Sanidad».

Una de las atracciones de esta fiesta es el mercadillo que se ubica en calles y plazas de la ciudad contribuyendo a acentuar la ambientación medieval de las Bodas de Isabel. Este año se instalarán 220 puestos, una buena parte de los cuales son de productos alimentarios. Quince vigilantes de una empresa privada se ocuparán de la seguridad de este mercado durante la noche.

Dispositivo similar al de 2010

El dispositivo de seguridad será similar al del año pasado, ya que, según explicó el alcalde, resultó adecuado para garantizar el buen funcionamiento de la celebración. En total, estarán en las calles velando porque todo se desarrolle correctamente unas cuatrocientas personas entre Policía Nacional, Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, bomberos, el 061 y Cruz Roja. Esta última pondrá a disposición de los usuarios cinco ambulancias, que estarán en las calles en aquellos actos que entrañen un mayor riesgo.

Se establecerán controles de alcoholemia a las entradas de la ciudad y en los pueblos del entorno -que están dentro de un radio de influencia de la ciudad de unos 40 o 50 kilómetros- a partir del viernes por la tarde y hasta el domingo. Se ha establecido asimismo un horario especial festivo para los bares y barras que se prolongará hasta las 4.30, el viernes; y hasta las 5.00, el sábado. La carpa musical que se instalará en la zona de los Planos estará abierta hasta las 7.00.

Entre las novedades de este año figura la presencia de un vehículo de transmisiones, cedido por Protección Civil de Aragón, que garantizará el funcionamiento de todas las líneas de emergencias en caso de colapso de las comunicaciones de telefonía. El secretario general de la Subdelegación del Gobierno, José Ramón Morro, explicó que este mismo sistema estuvo operativo en el campeonato de Moto GP que se celebró en septiembre en Motorland, en Alcañiz.

Órdenes militares

Al igual que otras ediciones, la seguridad interna de la representación teatral estará en manos de algunos de los grupos recreacionistas que participan en la fiesta. La gerente de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, indicó que esta misión la llevarán a cabo unas sesenta personas, pertenecientes a las órdenes de los Templarios, Hospitalarios y, desde el año pasado, también los de San Salvador de Monreal.

Esteban señaló que al desarrollarse la obra teatral en escenarios naturales, los grupos recreacionistas «son encargados de precintar los espacios escénicos con objeto de que los actores se puedan mover sin problemas»

Etiquetas