Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

PRESUPUESTOS

La partida de inversiones caerá un 40% en el presupuesto de 2011 y el gasto corriente un 8%

La Federación de Asociaciones de Vecinos pide un trato «equitativo» en la rebaja de las subvenciones en un 50%.

La obra de Domingo Gascón avanza con la ejecución de las aceras perimetrales del edificio central.
La partida de inversiones caerá un 40% en el presupuesto de 2011 y el gasto corriente un 8%
A. GARCíA

El presupuesto de inversiones del Ayuntamiento de Teruel se recortará en un 40% respecto al de 2010, con lo que pasará de los 23,7 millones de euros de 2010 a 14 millones de euros, frente a los 23,7 de 2010. El alcalde, el popular Manuel Blasco, comunicó ayer a los representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando las principales previsiones presupuestarias para el presente ejercicio, marcado por la aguda crisis económica municipal y por el relevo en la alcaldía tras la dimisión del ex aragonesista Miguel Ferrer.

La caída de la inversión a casi la mitad se suma a un recorte del gasto corriente del 8%. La rebaja en este capítulo descansará, sobre todo, en la partida destinada a subvenciones, que se rebajará, globalmente, en un 50%. Sumados los descuentos en gasto ordinario y de inversión, el presupuesto pasará de los 51 millones de euros de 2010 a unos 35.

Blasco explicó que el tijeretazo inversor se debe, en primer lugar, a la prohibición por el Gobierno central de contraer nuevos créditos en 2010 a los ayuntamientos más endeudados. Una medida que afecta de lleno al Consistorio turolenses, proporcionalmente, el segundo más endeudado de España entre capitales de provincia.

El segundo motivo es, según explicó el alcalde, que, tras el cambio de equipo de gobierno en noviembre pasado y ante la inminencia de las elecciones locales, 2011 es un «año de transición» en el que no procede presupuestar proyectos nuevos para ejecutar a largo plazo.

Manuel Blasco señaló que la partida de inversiones se limitará a finalizar obras en marcha o al equipamiento de instalaciones ya ejecutadas o en ejecución. La financiación recurrirá a los remanentes de ejercicios anteriores o a fondos destinados a obras que finalmente decayeron.

Aunque, inicialmente, el recorte del gasto corriente previsto por el equipo de gobierno del PP se elevaba al 20%, Manuel Blasco señaló que es imposible alcanzar este objetivo porque existen muchos gastos inamovibles, como los derivados del personal, e incluso algunos que van en aumento, como la energía. Ante este panorama, la rebaja descansará en las subvenciones que, como media, caerán a la mitad, aunque en algunos casos puede llegarse a la supresión y en otros congelarse.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Isidoro Esteban, se mostró resignado con la caída de la inversión y también con la de las subvenciones, aunque advirtió de que vigilará para que la rebaja se aplique con criterios «equitativos». La organización vecinal abogó también porque no se produzcan rebajas en la partida destinada a gasto social. Esteban lamentó el «recorte muy importante de la inversión» para 2011. Se felicitó, no obstante, por el compromiso del alcalde de que las labores y los gastos de «mantenimiento de la ciudad y las necesidades del día a día» se mantendrán.

El alcalde y los dirigentes vecinales analizaron también otros aspectos de la gestión municipal, como la lenta tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), la agilidad de la Gerencia de Urbanismo, el proceso de peatonalización del Centro Histórico o el cumplimiento de los horarios de carga y descarga.

Manuel Blasco reconoció que, para completar la revisión del PGOU, faltan al menos 18 meses de trabajo con lo que cerró las puertas a la posible aprobación con la presente corporación. Blasco explicó que se han resuelto el 30% de las más de 800 alegaciones recibidas tras la aprobación inicial del nuevo planeamiento. El alcalde explicó que la Gerencia de Urbanismo prevé resolver antes de junio todas las licencias de obras pendientes.

Etiquetas