Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CORDERO

Oviaragón reabrirá la granja ovina de los González

La cooperativa invertirá un millón de euros en un proyecto para la exportación de corderos desde Monreal a Italia y Francia.

Uno de los cebaderos que Oviaragón tiene en la localidad de Alba.
Oviaragón reabrirá la granja ovina de los González
ANTONIO GARCíA

Parte de las instalaciones de la sociedad agraria de transformación, SAT, los González de Monreal del Campo volverán a tener actividad a partir del próximo mes. Oviaragón-Grupo Pastores ha adquirido las naves de lo que fue la granja de una de las industrias cárnicas más dinámicas de la comarca del Jiloca, cerrada hace dos años por los problemas financieros de la empresa.

La cooperativa aragonesa compró las instalaciones de 30.000 metros cuadrados a través de una subasta pública con objeto de transformarlas en la sede central de un consorcio ganadero dedicado a la exportación de corderos. Tanto en la adquisición de las naves como en la adecuación de las mismas a las normativas de calidad y a las nuevas funciones se invertirá un millón de euros.

En este consorcio participarán las cooperativas Oviso, de Extremadura; y Cordesur, de Andalucía, que junto con Oviaragón tendrán capacidad para producir entre 1,5 y 2 millones de cabezas de ganado. La idea es comenzar la producción el próximo mes de febrero, tan pronto se obtenga la licencia de actividad por parte del Ayuntamiento de Monreal.

El presidente de Oviaragón-Grupo Pastores, Macario Quílez, señaló que toda la operación se centralizará en la SAT los González, «donde permanecerán entre 20.000 y 30.000 corderos un par de semanas antes de trasladarse para su comercialización a Francia e Italia».

Reconoció que en un principio no se generarán demasiados puestos de trabajo, únicamente 4 o 5 operarios, pero agregó que en un futuro esta cifra podría ascender a 20, dependiendo del rendimiento que se obtenga con el proyecto. «Lo que hay que dejar claro -subrayó Quílez- es que la cooperativa ha hecho una apuesta clara por el desarrollo de la provincia, en un momento en el que abunda el cierre de empresas».

Con estos nuevos terrenos, Oviaragón duplicará su capacidad de almacenamiento de reses. Pasará de los 60.000 corderos que actualmente tienen cabida en los nueve cebaderos con que cuenta en distintas localidades de la provincia -Alba, Alfambra y Alcañiz- a los 120.000 animales.

Macario Quílez explicó que la presencia de un gran número de cabezas de ganado en las instalaciones de Monreal permitirá acometer «dos proyectos de Investigación y Desarrollo», como es la creación de una planta de compós a partir de los estiércoles y la colocación de placas solares para el autoconsumo. El consorcio para la exportación de corderos es solo el primero de los proyectos que pretende poner en marcha Oviaragón. En estos momentos se está llevando a cabo un estudio de mercado para la industrialización y comercialización de la lana que se extrae a través del esquilado de más de un millón de ovejas. China se perfila como uno de los destinos de este producto. Se pretende, además, comercializar ternasco en el Arco Mediterráneo con la colaboración del matadero de Andorra.

Etiquetas