Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

SANIDAD

El Servicio de Urgencias del nuevo hospital será cuatro veces más espacioso que el actual

La DGA presentará el miércoles el proyecto del edificio y anunciará la licitación de las obras. Hay espacio para dos nuevos servicios: cirugía vascular y neurofisiología.

HERALDO
El Servicio de Urgencias del nuevo hospital será cuatro veces más espacioso que el actual

El proyecto arquitectónico del futuro hospital general de la capital turolense, elaborado por el gabinete de Ángel Fernández Alba en Madrid, plantea un edificio mucho más grande que el actual, rodeado de zonas verdes, amplias áreas de aparcamiento para vehículos y con espacio para la prestación de algunos servicios que en la actualidad no se ofrecen en el Obispo Polanco.

Por ejemplo, el área de Urgencias medirá 2.264 metros cuadrados frente a los 500 metros cuadrados que tiene ahora aproximadamente, unas dimensiones tan reducidas que dificultan la labor de los profesionales. "Estamos tan limitados, que a veces el trabajo no fluye como debería; no podemos distribuir al personal y a los pacientes", señalaban ayer fuentes sanitarias. Familiares de pacientes se han quejado en los últimos meses de la obstrucción que sufren los pasillos, por donde deben pasar las camillas, ante la falta de espacio.

Otro servicio que se amplía es la UCI, que ahora dispone solo de 600 metros cuadrados y en el proyecto del nuevo hospital figura con 1.077, casi el doble. Si bien el verdadero problema en este área es la escasez de médicos, todo hace pensar que, con mayor espacio, la DGA habrá pensado en instalar más boxes, o lo que es lo mismo, más camas, que harán necesario a su vez aumentar la plantilla de facultativos y enfermeros. La actual UCI, con seis camas, está saturada más de 100 días al año y varios pacientes se han quejado al Justicia de Aragón por haber sido derivados a Zaragoza al no haber plazas.

El Gobierno aragonés tiene previsto presentar oficialmente el proyecto del nuevo hospital de Teruel el próximo miércoles. Además, casi con toda seguridad, la consejera de Salud, Luisa María Noeno, y el presidente de la DGA, Marcelino Iglesias, que se desplazarán hasta la capital turolense para el acontecimiento, anunciarán también la licitación de las obras. Los planos básicos y de ejecución definitivos fueron entregados al Departamento de Salud por el estudio de Ángel Fernández Alba el 1 de junio del año pasado. Desde esa fecha, los documentos han estado en revisión.

Prestaciones

Básicamente, el nuevo hospital consta de los mismos servicios que el actual, pero con algunas novedades. En los planos figura un espacio en la planta primera para Cirugía Vascular, una prestación que no se da actualmente en el Obispo Polanco, lo que obliga a los pacientes que precisan de cualquier valoración o intervención en el sistema venoso a desplazarse a Zaragoza.

Asimismo, el proyecto contempla un gabinete de Neurofisiología en la planta primera. Se trata de una unidad en la que se realizan pruebas complementarias -solicitadas por servicios como Anestesia, Traumatología o Neurología- que ayudan a diagnosticar patologías. Ahora, los pacientes que deben realizarse esas pruebas acuden a un centro médico privado en Teruel con el que el Salud tiene un convenio.

En el edificio del futuro hospital se ha buscado un desarrollo horizontal para facilitar el desplazamiento del personal en su interior. Se distribuye, no obstante, en dos sótanos y cuatro plantas, si bien la última no está destinada al uso por parte de pacientes o personal sanitario. La superficie total construida será de 57.976 metros cuadrados. La redacción del proyecto se adjudicó por casi un millón de euros al despacho de Fernández Alba, que ganó el concurso de ideas.

Está previsto que las obras comiencen este año, si bien el Partido Popular -en la oposición-, así como asociaciones vecinales han venido criticando la lentitud con que se ha tramitado el proyecto, cuyo inicio de la ejecución se esperaba para 2007.

El presidente del Colegio de Médicos en Teruel, Ismael Sánchez, expresó su satisfacción por el importante paso que dará la semana que viene el proyecto del futuro hospital. Aunque admitió "comprender" la complejidad que conlleva la construcción de un hospital, subrayó que el Gobierno aragonés "debería haber priorizado más esta iniciativa y hacerla avanzar más rápido". Mostró su confianza en que el proceso "sea ahora más rápido" y pidió la misma agilidad para la construcción de los accesos.

Etiquetas