Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CUENTAS DE LA PROVINCIA

La DPT tendrá que devolver 12 millones recibidos a cuenta del Estado en 2009

Aprobado el presupuesto de 2011, que asciende a 54,4 millones y sube ligeramente respecto a 2010.

La Diputación Provincial tendrá que devolver al Gobierno central 12 millones de euros recibidos en 2009 a cuenta de la participación en los ingresos del Estado. El reembolso se debe a la merma en la recaudación real sobre la prevista, que sirvió de base para el adelanto. La cuantía de la devolución, todavía extraoficial, fue comunicada ayer verbalmente a todos los grupos. Supondrá un duro golpe a las finanzas de la institución, que ayer aprobó el presupuesto de 2011, que se eleva a 54,4 millones de euros, una cifra ligeramente superior a la de 2010.

Los portavoces de la oposición alertaron de las dificultades que generará a la DPT devolver al Estado 4 millones de euros por la liquidación de 2008 y los 12 correspondientes a 2009 por el mismo concepto. En ambos casos, el reembolso se efectuará en cinco años. El portavoz del PP, Luis Carlos Marquesán, acusó al equipo de gobierno PSOE-PAR de "mentir" sobre la deuda de la institución, mientras que la diputada provincial de IU, Ana Cristina Pérez, se mostró "preocupada" por el nivel de endeudamiento, agravado por los reembolsos al Estado.

El presidente de la DPT, el socialista Antonio Arrufat, explicó que el presupuesto de 2011 se incrementa en 200.000 euros respecto al de 2010 debido al aumento de la aportación del Estado, que en parte se ha visto recortada con la devolución del primer plazo de los cuatro millones a reembolsar por 2008. Arrufat explicó que también aumentan los ingresos por convenios con otras administraciones.

Antonio Arrufat explicó que, al no contraer préstamos en 2011 por imperativo legal, el endeudamiento se reducirá el año que viene de 64,3 a 57,9 millones, un 10% menos. El PP resaltó que esta cifra no incluye los cuatro millones a devolver al Estado ni mucho menos los 12 que, previsiblemente, deberá reembolsar por la liquidación de 2009. IU auguró un año 2011 "complicado" financieramente.

El presupuesto fue aprobado con los votos del equipo de gobierno y del diputado no adscrito Joaquín Moreno -ex militante del PAR cercano al ex alcalde de Teruel Miguel Ferrer-. El PP se abstuvo e IU y CHA votaron en contra. El vicepresidente primero, el aragonesista Inocencio Martínez, defendió las cuentas para 2011 por permitir una reducción de la aportación municipal a la financiación de obras y rebaja de la deuda bancaria.

Etiquetas