Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ABOGA POR "APRETARSE EL CINTURÓN"

El Ayuntamiento de Teruel debe 60 millones

Entre las prioridades del consistorio para 2011 se encuentra hacer frente al pago a los proveedores. La intención de Blasco es que en mayo se pague "a tres o cuatro meses", reduciendo a la mitad el plazo actual.

El Ayuntamiento de Teruel tiene una deuda con bancos y proveedores de 60,7 millones de euros, según ha dado a conocer el alcalde de la ciudad, Manuel Blasco. El primer edil ha asegurado que al dar a conocer estas cifras no pretenden buscar culpables, sino soluciones de cara al futuro.

Blasco ha opinado que habrá que "apretarse el cinturón", siendo "muy cuidadosos con los gastos y acudiendo a otras Administraciones". Ha precisado que la deuda a largo plazo es de 45,3 millones de euros, a los que hay que sumar 1,4 millones de euros de deuda en operaciones de tesorería y 7,1 millones de euros de deuda a proveedores.

Asimismo, hay que añadir la deuda del plan Urban (5,1 millones de euros), la de Reviter (3.000 euros), la de la Gerencia de Urbanismo (200.000 euros) y la de la Institución Ferial (962.454 euros). La deuda por cada turolense es de 1.715 euros.

Blasco ha explicado que "no tratamos de responsabilizar a nadie" ya que a esta situación se ha llegado "por culpa de la crisis" o por haber asumido competencias de otras administraciones y se ha "agravado por las decisiones políticas tomadas en los últimos 20 años", que están relacionadas con la venta de suelo público o con la política de impuestos, entre otras cuestiones, ha dicho.

Según Blasco, "el Ayuntamiento va a poder hacer frente a sus pagos, pero apretándose el cinturón". Para ello, "tenemos que dejar de hacer lo que se ha hecho hasta ahora" y "tenemos que manejar bien el patrimonio municipal para rentabilizarlo al máximo".

A su entender, "habrá que ser responsable y coherente cuando se plantea la subida de los ingresos vía impuestos" y "tendremos que hacer un recorte del 20 por ciento del gasto corriente".

En definitiva, "tenemos que ser muy cuidadosos con el gasto y acudir a otras administraciones" porque en los últimos años "la administración estatal y la autonómica no han colaborado con la ciudad como lo venían haciendo".

Presupuesto para 2011

El nuevo equipo de gobierno surgido tras la dimisión de Miguel Ferrer a causa de su abandono del Partido Aragonés y de la asunción del Ayuntamiento por el Partido Popular -la lista más votada en la últimas elecciones- trabaja en los presupuestos para el próximo año que, previsiblemente, se presentarán a mediados de enero.

Entre las prioridades del consistorio para 2011 se encuentra hacer frente al pago a los proveedores. La intención de Blasco es que en mayo se pague "a tres o cuatro meses", reduciendo a la mitad el plazo actual.

El alcalde ha reconocido que las plantillas de algunas de las sociedades municipales están "sobredimensionadas" lo que llevará a ajustarlas, si bien "no creo que vaya a haber despidos, pero tendremos que ajustar mucho a la gente y si sobra algún puesto concreto, terminaremos con algunas interinidades".

El año que viene habrá pocas inversiones en la ciudad y "la corporación que salga en mayo de las urnas -ha señalado en relación a las elecciones municipales de mayo de 2011- lo va a tener tan complicado como lo tenemos ahora nosotros".

En este sentido, ha argumentado que el Gobierno de Aragón y el de España "tendrán que ajustarse, los bancos van a ser muy restrictivos a la hora de prestar dinero a entidades que están muy endeudadas" y "tenemos un Plan de Saneamiento Financiero", así que, "los próximos cinco años van a ser de pocas obras", ha apuntado Blasco.

La teniente de alcalde y concejal de Economía del Ayuntamiento de Teruel, Emma Buj, ha afirmado que "si el Ayuntamiento de Teruel fuera una familia estaría en desahucio y si fuera una empresa estaría en concurso de acreedores", pero "afortunadamente el Ayuntamiento es una institución y eso no va a pasar".

Buj ha comentado que a pesar de que "hemos pintado un panorama negro", es "optimista" y "me gustaría pensar que esto es un punto y aparte". Al respecto, ha indicado que "hemos llegado a esta deuda, hemos tocado fondo y a partir de hoy el Ayuntamiento empezará a mejorar estos datos".

Para Buj, "las crisis son una oportunidad, serán tiempos de ajustes duros, pero cuando salgamos de esto los turolenses tendrán un Ayuntamiento más eficiente".

Etiquetas