Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

SECTOR MINERO

Las Cuencas reciben con alivio la prórroga de ayudas al carbón a 2018, pero la creen insuficiente

Sindicatos y agentes sociales valoran la decisión de la UE, si bien lamentan que se queda ¿corta¿ y reclaman garantías de futuro.

Un respiro de cuatro años más para las Cuencas Mineras. La Comisión Europea aceptó ayer, finalmente, prolongar las ayudas a las minas deficitarias de carbón hasta 2018. El Ejecutivo comunitario había propuesto en un principio que los subsidios terminasen en 2014 pero ante la insistencia de una mayoría de los Veintisiete, liderados por España y Alemania, así como del Parlamento Europeo, accedió a extender la fecha límite.

Eso sí, las ayudas estarán vinculadas al cierre de las explotaciones. Tal y como explicó el consejero de Competencia, el español Joaquín Almunia, los subsidios se irán retirando de forma “progresiva y lineal”, hasta su total eliminación en 2018. Según el decreto, a finales de 2013, las subvenciones deberán bajar un 25% respecto a la cantidad que conceda cada _país en 2011. La disminución será del 40% en 2015; del 60%, en 2016; y del 75%, en 2017.

Aunque las ayudas expirarán en 2018, lo que obligará a cerrar las minas deficitarias, los estados miembros todavía podrán dar otro tipo de subvenciones hasta 2027 para la recolocación de trabajadores, prejubilaciones o rehabilitación y limpieza de las minas.

En la cuenca minera turolense se recibió ayer la decisión de la UE con “satisfacción contenida”. El alcalde de Ariño -uno de los municipios que lideraron las movilizaciones del pasado verano en la cuenca minera turolense-, Joaquín Noé, calificó la aprobación de la prórroga de “buena noticia”, pero mostró sus reservas “porque no se han despejado todas las incógnitas que planean sobre el futuro del carbón”.

A_juicio del primer edil, la vinculación de la medida al cierre de las minas y a la reducción porcentual de las ayudas ensombrece la aprobación de la UE. Piensa que si se mantienen estos planes, “en el plazo de dos años pueden cerrar muchas minas que, sabiendo que tienen un periodo de caducidad, no querrán invertir en las mismas”.

Joaquín Noé sostuvo que la solución definitiva no se producirá “hasta que no se estime el hecho de que el carbón autóctono es un recurso estratégico” y consideró “inaceptable que se valore el mineral importado y no al de aquí”.

Mientras tanto, en la comarca, “no se habla de otra cosa”, indicó el alcalde de Ariño. “Se ha celebrado Santa Bárbara sin la alegría de siempre y con la incertidumbre de si el año que viene estaremos los mismos”, expuso.

Para Aurelio Rodrigo, de UGT, la prórroga de las ayudas “es un paso positivo, porque se gana tiempo”, pero lamentó que esta medida vaya vinculada al cierre de minas. Estimó necesario “leer la letra pequeña” para valorar en su totalidad la noticia, ya que, según dijo, se tendrá que aclarar “si las minas competitivas van a continuar a partir de 2018 sin tener que devolver las ayudas recibidas hasta entonces”.

Protesta en Madrid

Los mineros turolenses de _CC. OO apoyarán hoy a sus compañeros de Asturias y Castilla y León en la concentración que ha convocado la Federación de Industria de este sindicato en Madrid ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Para esta movilización, que se mantiene por considerar los sindicalistas que la medida aprobada ayer es insuficiente, los mineros turolenses de Comisiones han fletado dos autobuses para asistir a la misma.

María Ángeles Manzano, representante de CC. OO en la cuenca andorrana, señaló que si bien se ha cumplido uno de los objetivos planteados, “la medida se queda corta”. “No queremos -sentenció- poner fecha de caducidad a las minas y será una equivocación si acabamos con el único recurso energético de este país”.

La eurodiputada socialista Inés Ayala afirmó, por su parte, que se seguirá trabajando “para garantizar la seguridad energética del carbón y que las minas resulten competitivas mediante el acceso complementario a las ayudas europeas para el carbón verde”. Los eurodiputados socialistas españoles creen que el carbón europeo “no se puede reemplazar por motivos de mercado por carbón importado que no cumple con los parámetros sociales, medioambientales y de seguridad”.

Etiquetas