Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TRIBUNALES

Los tres detenidos por robar camiones en marcha en la A-23, en libertad con cargos

La Guardia Civil mantiene un dispositivo de vigilancia en la autovía para prevenir nuevos hurtos.

teruel. Los tres súbditos rumanos detenidos por la Guardia Civil la madrugada del pasado día 25 en el puerto de Paniza (Zaragoza) mientras intentaban robar en un camión que circulaba por la A-23 quedaron en libertad con cargos al día siguiente tras prestar declaración en el Juzgado de Daroca. Los sospechosos podrían formar parte de la misma banda que el pasado día 20 asaltó a otro vehículo mientras rodaba por la misma vía a la altura de Villafranca del Campo, donde, como consecuencia del asalto, quedaron tirados varios paquetes sobre la calzada.

Según público el periódico levantino Las Provincias, los detenidos retoman el modo de operar de una organización formada por delincuentes de la Europa del este que actuó en la Comunidad Valenciana de 2006 a 2009.

Los tres rumanos fueron sorprendidos cuando se disponían a asaltar un camión que subía por las rampas de Paniza. A las 12.00 del día siguiente declararon ante el juez, que los puso en libertad con cargos por robo con fuerza. El magistrado, que tras abrir unas diligencias previas ha ordenado el secreto de sumario, impone a los tres hombres la obligación de comparecer en el juzgado "tantas veces como sean requeridos", según informó ayer una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Según indicó una fuente judicial, los autores del intento de robo en Paniza no tienen residencia conocida en España. A pesar de esta circunstancia, podrían ser objeto de un seguimiento por las fuerzas de seguridad.

Según explicó Las Provincias, estos delincuentes actúan con dos coches, uno de los cuales se sitúa delante del vehículo que va a ser robado para forzarle a reducir su velocidad. Al mismo tiempo, el segundo turismo de los asaltantes se coloca pegado detrás del camión, al que los ladrones acceden tras forzar la puerta trasera. A continuación, arrojan la carga al vehículo trasero, descapotable o con el techo abatible.

Generalmente, el conductor del vehículo robado no detecta el robo hasta llegar a su destino. Sin embargo, el pasado día 25 el camionero dio la voz de alarma y el operativo policial dispuesto permitió detener a los asaltantes. En la operación, que sigue abierta y que podría propiciar nuevas detenciones, colaboran las fuerzas de seguridad de varias provincias. Según indicó ayer el teniente coronel de la Comandancia de Teruel, Juan Miguel Arribas, la Guardia Civil mantiene un dispositivo de vigilancia en la A-23 para evitar nuevos robos.

Etiquetas