Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

PRESUPUESTOS MUNICIPAlES

La caída de ingresos obligará a recortar el gasto corriente en un 21% en el presupuesto de 2011

El PP advierte que habrá que ahorrar 5 millones y que la inversión se limitará a proyectos ya en marcha.

Manuel Blasco,en el despacho de la alcaldía
La caída de ingresos obligará a recortar el gasto corriente en un 21% en el presupuesto de 2011
ANTONIO GARCíA

El gasto corriente del Ayuntamiento de Teruel se tendrá que recortar, al menos, en un 21% en el presupuesto de 2011 respecto al de 2010. La recién nombrada segunda teniente de alcalde y delegada de Hacienda, la popular Emma Buj, inició ayer la elaboración de las cuentas municipales para el próximo ejercicio. La concejala explicó que la caída de ingresos prevista para 2011 en concepto de impuesto de construcción y transferencias del Estado se eleva a 1,4 millones de euros. A esta cifra hay que sumar la obligación de compensar los 2,9 millones de déficit en la liquidación de 2009.

Buj asume la delegación de Hacienda tras el cambio de equipo de gobierno derivado de la dimisión del ex alcalde aragonesista Miguel Ferrer y su sustitución por el popular Manuel Blasco. La concejala explicó que, en total, el presupuesto de 2011 tendrá que rebajar el gasto corriente -gastos de personal y suministros, principalmente- en unos 5 millones de euros respecto a la cifra presupuestada para 2010, 23 millones de euros. La concejala reconoció que el tijeretazo será "muy importante", aunque no avanzó dónde se recortará.

El recorte en el capítulo de inversiones será, incluso, más drástico. El alcalde, Manuel Blasco, apuntó la posibilidad de "inversión cero" en nuevos proyectos. Blasco anunció tras tomar posesión de la alcaldía que, previsiblemente, este capítulo se limitará a continuar obras ya iniciadas.

Sin horas extra

Entre las medidas de ahorro inmediatas dictadas por la alcaldía a través de una circular dirigida a los jefes de servicio, figura la prohibición de realizar horas extra sin previa autorización. Además, según indicó la concejala de Hacienda, se ha instado a los responsables técnicos de la actividad municipal a que pospongan los gastos que sea posible aplazar hasta principios de 2011, con la esperanza de que las situación financiera pueda aliviarse en este intervalo.

Las medidas de ahorro afrontan la deteriorada situación financiera del Ayuntamiento, con la segunda deuda per cápita más elevada entre las capitales de provincia, solo por detrás de Madrid. La concejala explicó que está trabajando en las "grandes líneas" del presupuesto para el año que viene que, según adelantó, "será austero". Antes de elaborar un borrador presupuestario espera a conocer con precisión la situación financiera del Ayuntamiento y de sus sociedades y organismos filiales.

Las malas noticias económicas no dejan de llegar y la deuda con los proveedores que mantiene el Ayuntamiento es de 7,1 millones de euros en lugar de los 5 que estimó el alcalde al día siguiente de tomar posesión tras la dimisión del ex aragonesista Miguel Ferrer. Y eso sin contar con las cantidades pendientes de pago por las sociedades municipales, como Urban Teruel S. A., que debe 5 millones por la Vía Perimetral.

Las nóminas, garantizadas

Emma Buj señaló que la prioridad del Consistorio es pagar las nóminas del personal, algo que está "garantizado" y, en segundo lugar, adelantar los pagos a proveedores, que ahora se realizan con 7 meses de demora. La concejala de Hacienda reconoció, no obstante, que es poco probable que el pago se pueda acelerar antes de acabar 2010. La concejala, ante este panorama, pidió "paciencia" a los acreedores del Ayuntamiento.

Por otro lado, la Junta de Gobierno, que a partir de ahora se reunirá los jueves en lugar de los martes, queda formada por cuatro concejales del PP y uno por cada uno de los restantes grupos municipales: PSOE, PAR y CHA. La presidencia corresponde al alcalde popular Manuel Blasco.

Etiquetas