Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ALBALATE

Un sabotaje frustrado a una granja acaba con 57 visones muertos

La granja de visones de Albalate ya fue asaltada en marzo de este año.
Un sabotaje frustrado a una granja acaba con 57 visones muertos
A. RIVERA

La granja de cría de visones de Albalate del Arzobispo ha sufrido un nuevo sabotaje, el quinto en siete años. El último asalto, que al parecer habría sido perpetrado por grupos ecologistas, se produjo a principios de noviembre, cuando se dejaron escapar los 65 animales que había en la explotación. Cincuenta y siete murieron en la huida frustrada y solo ocho han quedado con vida.

El allanamiento de este mes es el segundo que sufre la granja de Francisco Javier Tomás en un año. El propietario cree que se ha querido salvar a los animales del sacrificio para la extracción de pieles, que se realiza habitualmente por estas fechas. La primera suelta nocturna de visones de este año se produjo en marzo, coincidiendo con la época en la que este animal se aparea. Sin embargo, entonces hubo riesgo medioambiental ya que muchos lograron huir de la granja. Aquella vez se liberaron a 126 animales, y lograron recuperarse 101 con la colaboración del Seprona y de los agentes de Protección de la Naturaleza.

Pero en esta ocasión no existe riesgo para el entorno natural, tal y como señalaron ayer desde el Departamento de Medio Ambiente de la DGA. “Los animales no han salido del segundo perímetro de seguridad. Son depredadores muy peligrosos para las especies que habitan en los cauces de los ríos, en este caso el Martín, y colonizan las riberas rompiendo la cadena trófica”, apuntó el director provincial, José Antonio Gómez, quien insistió en que este tipo de actos “no hacen ningún favor al medio ambiente”.

Por otro lado, a pesar de las investigaciones de la Guardia Civil, ni en marzo ni ahora se ha averiguado quiénes han podido ser los autores del escape. No obstante, en el blog ecologista valenciano mislatacontrainfos.blogspot.com unos autores anónimos se atribuyen el asalto a la granja.

“El 3 de noviembre de 2010 nos acercamos a la granja de visones situada en Albalate del Arzobispo, en Teruel. Se acercan las fechas en que estos animales son asesinados para servir de abrigo, en una sociedad donde el escepticismo está tan arraigado -escriben- creímos que era preciso actuar e intentar dar una oportunidad a esos individuos, a la vez que concienciar a la población de la situación de los mismos”. Dedican esta acción a Barry Horne, activista en favor de los derechos de los animales. Dos días después se cumplía el aniversario del fallecimiento del británico.

El propietario, que desconocía la existencia de esta web, consideró que “saben muy bien en qué fechas asaltar y hacer más daño. En el último, fácilmente he perdido 6.000 euros sumando a los animales y los destrozos de las instalaciones”. Visiblemente afectado, apostilló que este es su único “medio de vida”. “En 2003 llegué a tener mil animales y ahora me he quedado con ocho”, calculó.

Doble vallado

El ataque se realizó del mismo modo que en marzo. La granja dispone de doble vallado de seguridad y los asaltantes entraron echando abajo el exterior. Una vez dentro, abrieron la verja interior y accedieron al lugar donde se encuentran las jaulas para abrirlas.

“Los perros impidieron que se escaparan las crías, sin embargo, del estrés muchas murieron y otras aparecieron con golpes en la cabeza, algo que me hace sospechar y que no me cuadra con lo que se supone que querían conseguir con el asalto”, comentó el granjero.

Desde que en 2003 se abrió la explotación, este albalatino sufre amenazas telefónicas y ha sido testigo del merodeo de coches por las inmediaciones de la explotación. “He perdido la cuenta del número de denuncias que he puesto, pero no hay manera de dar con un culpable. Mi granja está en regla y no hago daño a nadie, solo quiero que me dejen trabajar tranquilo”, reiteró.

En estos momentos dispone de ocho hembras de visón americano a las que debe encontrar un compañero para que comiencen a reproducirse. Tomás calcula que volver a tener la granja a pleno rendimiento le supondrá un año de trabajo y de cuidados. “Son animales muy delicados que tienen que estar limpios y debidamente alimentados con piensos muy específicos. Si se dejan en libertad, al final mueren”.

Calcula que podrá salvar algunas pieles de los 57 animales muertos. Serán vendidas a peleteros a la mitad de precio porque están sucias y arañadas. Esta explotación también ha sido objeto de otros asaltos. Cabe resaltar el robo de 40 paneles solares, o acumuladores de energía.

La granja de visones de Albalate ya fue asaltada en marzo de este año. a. rivera

Etiquetas