Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TRIBUNALES

Multa de 80 euros al alcalde de Andorra por coacción

El alcalde de Andorra, Luis Ángel Romero (IU), fue ayer condenado a pagar 80 euros al ser considerado como culpable de una falta de coacción.

ANDORRA. El alcalde de Andorra, Luis Ángel Romero (IU), fue ayer condenado a pagar 80 euros al ser considerado como culpable de una falta de coacción. Romero fue denunciado ante el Juzgado de Paz de la Villa Minera por el militante socialista Ignacio Félez, quien fue obligado a abandonar un pleno municipal en el que asistía como público. Al verle en la sala, el alcalde se negó a iniciar la sesión plenaria.

El origen de la denuncia se remonta al último pleno municipal del pasado año, que se celebró el 30 de diciembre y en el que, como principal punto del día, figuraba la aprobación de los presupuestos municipales para el 2010. Durante una intervención de Romero en la que contestaba a la oposición (PSOE), este vecino gritó desde la zona de público "vaya democracia, eres un sinvergüenza" (refiriéndose al alcalde).

En el siguiente pleno ordinario, ya en enero de este año, a la conclusión de la sesión, el primer edil ordenó al militante socialista que abandonara la sala, una vez que éste se negara a pedirle disculpas públicamente. Se generó una tensa situación y el alcalde, ante las críticas de la sala y de algunos de los concejales presentes, se vio obligado a llamar a la Policía Local para que desalojase al militante socialista, que fue escoltado hasta la puerta de la casa consistorial. Fue por este motivo por el que posteriormente se produjo una fuerte discusión entre militantes de ambas formaciones, Izquierda Unida y el PSOE.

Sin pruebas

Por otra parte, cabe señalar que Ignacio Félez también denunció ante el juez de Paz que Romero había vulnerado su derecho al honor, a la dignidad y a su propia imagen. Sin embargo, el tribunal decretó que no ha quedado probado que el alcalde andorrano infringiera ningún daño en la persona de Félez.

Etiquetas