Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El Justicia pide a la DGA que solucione las carencias de personal y de camas en la uci

La unidad, con 6 plazas, está llena más de 100 días al año y tres de los seis médicos están de baja por enfermedad.

En la foto, parte de las instalaciones de la uci de Teruel.
El Justicia pide a la DGA que solucione las carencias de personal y de camas en la uci
A. GARCíA

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, ha solicitado a la consejera de Salud, Luisa María Noeno, que haga un estudio de las necesidades asistenciales de la uci del hospital Obispo Polanco de Teruel y se plantee ampliar progresivamente el número de camas de este Servicio si así resultara aconsejable. Además, le pide que, paralelamente, adopte las medidas oportunas para paliar las carencias de personal que padece la Unidad, pues sin una plantilla adecuada no es posible incrementar la capacidad de las instalaciones.

La uci de Teruel cuenta con seis camas desde hace 18 años, una época en la que la población del área sanitaria del Obispo Polanco era menor que ahora. Según fuentes del seunidad está llena, lo que obliga a derivar pacientes en estado crítico a las ucis de Zaragoza y a posponer intervenciones quirúrgicas que precisan del ingreso del paciente en una unidad de cuidados intensivos.

El Justicia recoge en su escrito la queja de dos ciudadanos turolenses que afirman que tuvieron que ser trasladados a la capital aragonesa por falta de camas en la uci del Obispo Polanco. García Vicente dice también haber tenido noticia, a través de manifestaciones de varios ciudadanos, de que el pasado mes de octubre cuatro pacientes de Teruel fueron derivados en un fin de semana a hospitales zaragozanos por falta de sitio en la unidad de cuidados intensivos.

Pruebas funcionales

Sin embargo, desde el Departamento de Salud y Consumo de la DGA aseguraron ayer que no les consta que se haya pospuesto ninguna intervención quirúrgica en el Obispo Polanco por faltar camas en la uci y que cuando se traslada a un paciente a Zaragoza es porque tienen que realizarle pruebas funcionales, diagnósticas u operaciones que no figuran en la cartera de servicios del hospital turolense, y no por carecer de camas.

Fuentes médicas de la uci de Teruel calculan que, si bien no se lleva un registro específico de aquellos pacientes que son trasladados a Zaragoza o que ven pospuesta su operación debido a la escasez de plazas del Servicio, alrededor de un centenar de enfermos podrían beneficiarse al año de una ampliación de la uci.

No obstante, las mismas fuentes médicas afirmaron que es imposible aumentar el número de camas de la uci sin disponer de más personal sanitario del que hay actualmente.

En la unidad de cuidados intensivos de Teruel trabajan 12 enfermeras, lo que permite cubrir todos los turnos estableciendo una proporción aproximada de un profesional sanitario por cada dos o tres pacientes, que es lo adecuado.

Pocos médicos

Entre el colectivo de médicos intensivistas, la situación está mucho peor. De los seis que componen la plantilla, en la actualidad solo están en activo tres, es decir, la mitad. Los otros tres restantes están de baja por enfermedad. De estos últimos, dos son de nueva incorporación tras la Oferta de Empleo Público (OPE) desarrollada recientemente, que ha permitido cubrir las plazas que había vacantes. El otro facultativo que también está ausente trabaja desde hace años en la uci del Obispo Polanco.

La situación de falta de médicos en la uci de Teruel no es nueva y por ello, desde hace meses, facultativos del Miguel Servet de Zaragoza se desplazan periódicamente al Obispo Polanco con el fin de ayudar a cubrir las guardias a los intensivistas de plantilla. Pese a ello, cada facultativo realiza entre 9 y 10 guardias al mes, una cifra que consideran "agotadora". "La sobrecarga de trabajo es muy grande", indicaron ayer.

Etiquetas