Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

NUEVO ALCALDE DE TERUEL

"Tras la tempestad, viene la calma"

La candidatura de Blasco ha obtenido los ocho votos de los concejales del PP, los mismos que ha recibido la de la socialista Lucía Gómez, que ha sumado el del ex alcalde Miguel Ferrer, del Grupo Mixto.

Pleno extraordinario para la elección del nuevo alcalde turolense
"Después de la tempestad viene la calma"
ANTONIO GARCÍA

El popular Manuel Blasco ha sido nombrado nuevo alcalde de Teruel, con el único apoyo de los votos de su partido, en un pleno extraordinario convocado para cerrar la crisis abierta por la dimisión del aragonesista Miguel Ferrer, tras anunciar de forma sorprendente su baja en el PAR.

Blasco ha contado con ocho votos, los de los concejales de su partido, los mismos que la candidata socialista, Lucía Gómez, que ha recibido el apoyo de los siete ediles del PSOE y también el de Ferrer, mientras que los ediles del PAR y de CHA se han abstenido.

Finalmente, en cumplimiento de la legislación vigente, ha sido nombrado alcalde Manuel Blasco, ya que encabezó la lista más votada en las anteriores elecciones municipales.

Blasco se ha mostrado muy satisfecho de que el pleno se haya desarrollado con "total normalidad", después de "tres semanas de inestabilidad inaudita", con "tensión en la calle", sin entender la gente las posiciones de determinadas personas y partidos.

"Después de la tempestad viene la calma", ha dicho el nuevo alcalde, quien ha comentado que lo primero que va a hacer, a partir de hoy, es prestar una especial atención a la situación económica del Ayuntamiento -uno de los más endeudados del país-, porque el Consistorio no puede ser "uno de los principales morosos de la ciudad" y tiene que cumplir "perfectamente".

"Mañana, a primera hora, me reuniré con los funcionarios del Ayuntamiento, con Secretaría General y con la Intervención para tomar conciencia real y exacta de la situación económica", ha detallado el dirigente popular.

Lo que más le preocupa, ha insistido, es "la situación de pagos de aquí a final de año, ya que hay muchas empresas pendientes de los pagos del Consistorio, que tienen que pagar nóminas y atender sus pagos".

La corporación municipal se encontraba sin alcalde desde principios de noviembre, cuando Miguel Ferrer dimitió de su cargo, aunque manteniendo su acta de concejal, y pocos días después de abandonar su partido, el PAR, junto a casi una cuarentena de cargos y militantes de otros municipios de la provincia.

Precisamente, sobre cómo espera que sea su relación con Ferrer, ha dicho espera que sea "normal", porque "por encima de todo están los intereses municipales" .

Al respecto, Blasco ha afirmado que el ex alcalde ya le ha ofrecido "colaboración" para informarle de todos los proyectos que estaban en el cajón o encima de la mesa y la ha aceptado.

Sería "desleal con la ciudad" si no informara del estado de los distintos expedientes en marcha, ha comentado el nuevo primer edil, al tiempo que ha avanzado que cuenta con su voto favorable en el pleno, no a su persona, pero sí a los presupuestos, si finalmente se pueden consensuar entre todos, y a los proyectos que ha iniciado.

A seis meses de las elecciones municipales, el nuevo alcalde ha insistido en que piensa que su etapa al frente del Ayuntamiento terminará en mayo de 2011 y "creo que debe de ser así", ya que, a su juicio, el partido necesita "renovación" y "gente nueva".

Etiquetas