Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CRISIS EN EL CONSISTORIO

Pleno en Teruel, "sin normalidad"

El pleno del Consistorio turolense ha aprobado el proyecto de actualización de tasas e impuestos municipales para 2011. La sesión ha sido presidida por la alcaldesa en funciones, Lucía Gómez, y ha estado marcada por la crisis municipal.

Miguel Ferrer, segundo por la derecha, en el pleno de esta mañana
El Ayuntamiento de Teruel vuelve al trabajo 'sin normalidad'
ANTONIO GARCÍA

El Pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado este viernes, por unanimidad, el proyecto de actualización de tasas e impuestos municipales para 2011. La sesión ha sido presidida por la alcaldesa en funciones, Lucía Gómez, y ha estado marcada por la crisis municipal que provocó la dimisión del ya ex alcalde Miguel Ferrer, quien ha abandonado las filas del Partido Aragonés (PAR) y su cargo como alcalde, si bien continúa siendo concejal en el consistorio.

Miguel Ferrer se ha sentado en el pleno entre los grupos del PSOE y CHA, en una sesión que ha contado con la ausencia de Luis Muñoz y Carmen Alonso, que renunciaron hace una semana a sus actas como ediles. Los cambios en el consistorio concluirán el próximo miércoles, cuando los grupos elijan un nuevo alcalde.

En apenas cinco minutos el pleno ha aprobado las tasas municipales para 2011 y, además, se ha conocido el papel que Miguel Ferrer ocupará desde ahora en el consistorio. Ferrer pasará a ser miembro no adscrito de la corporación, por lo que puede participar en los plenos, donde tiene voz y voto, pero no en las comisiones informativas, donde su participación la decidirá el futuro alcalde.

En declaraciones a los medios de comunicación, la alcaldesa en funciones, Lucía Gómez, ha reconocido que la sesión ha estado "fuera de la normalidad en la que los grupos políticos muestran su voluntad política sobre el incremento de las tasas y los impuestos", algo que "se debe a la situación atípica que se vive en el Ayuntamiento".

A pesar de la rapidez de la reunión, ha asegurado que el contenido sí era importante porque "gracias a esta aprobación, el año que viene las arcas municipales van a contar con unos ingresos a partir del incremento de las tasas. Estamos hablando de unos 16 millones de euros en total", ha subrayado.

Aunque este acuerdo ha sido unánime, Gómez ha considerado que puede ser "una excepción", al indicar que "vamos a dar pasos para que estos días la ciudad se mantenga dentro de una estabilidad, pero este Ayuntamiento está conformado por grupos municipales diferentes y con modelos diferentes de la ciudad".

No obstante, ha confiado en que en los meses que restan hasta las elecciones en el consistorio "va a seguir existiendo esa voluntad de llegar a acuerdos y consensos" lo que "no está reñido con que cada uno manifieste su voluntad política".

Por su parte, la portavoz municipal del PP, Emma Buj, ha defendido que, en esta crisis municipal, "el PP sigue manteniendo su actitud de responsabilidad, aunque algunos hayan querido crispar el ambiente esta semana".

Buj ha manifestado que "el Ayuntamiento no atraviesa su mejor momento económico" por lo que entiende que "hay que arrimar el hombro", sacando adelante unas tasas que de otra forma podrían no estar aprobadas a tiempo. Además, ha apuntado que "nos parece que la subida del IPC de agosto, entra dentro de lo razonable".

El pleno de investidura

Los grupos municipales en Teruel están ya centrados en el próximo miércoles, 17 de noviembre, día en que se celebrará el tercer pleno en tan sólo dos semanas y, en ese caso, será para elegir un nuevo alcalde para Teruel. Manuel Blasco (PP) podría ser el elegido, ya que el PAR ha anunciado que no apoyará a ningún candidato y la del PP era la lista más votada. Sin embargo, todos los partidos han apelado a la prudencia y a esperar hasta ese día.

En este sentido, la socialista Lucía Gómez ha apuntado que "jamás he renunciado a ninguna de las propuestas que me ha hecho mi partido", al advertir que "si la dirección de mi partido estima que es necesario presentar la candidatura, yo asumiré ese planteamiento".

De momento, el PSOE no se lo ha pedido y "no he hablado con Vicente Guillén, pero hay otros responsables orgánicos en mi partido", ha comentado, al referirse al vicesecretario provincial del PSOE, Antonio Arrufat, con quien se reunirá en las próximas horas, "no más allá de este fin de semana", para abordar la situación.

Por su parte, Manuel Blasco ha señalado que "he pedido a mi grupo prudencia" hasta el 17 de noviembre, porque "estaremos expectantes para ver si el PSOE, que conforma hoy el equipo de gobierno, alcanza esa mayoría de 11. Hasta entonces son hipótesis y hablar de eso es ficción".

El día 17 de noviembre en el Pleno faltará al menos uno de los dos concejales del PAR que sustituirá a Carmen Alonso y Luis Muñoz. La quinta de la lista, Mar Nácher sí se sumará al grupo municipal, pero el sexto candidato, Juan Villalba, la séptima, Nuria Tregón, y el octavo candidato, Fernando Tomás, han renunciado a ocupar el cargo, mientras que aún no se sabe cuál será la decisión de la novena en la lista del PAR, María Carmen Ferrer, que es sobrina del ex alcalde.

A este respecto, Miguel Ferrer ha opinado que "el PAR tiene problemas porque la gente de la lista ha sido muy fiel conmigo y ahora dudan qué hacer". Aún así, está convencido de que "en un plazo breve estará conformado el Ayuntamiento".

Etiquetas