Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CRISIS EN TERUEL

Ferrer se va del pleno por sorpresa con los dos ediles del PAR que han dimitido

PP y CHA le fuerzan a cambiar el orden del día para empezar con la renuncia. La socialista Gómez, alcaldesa accidental.

Alonso y Muñoz abandonan el pleno tras dimitir y Ferrer felicita a la alcaldesa accidental, Lucía Gómez.
Ferrer se va del pleno por sorpresa con los dos ediles del PAR que han dimitido
A. G.

Miguel Ferrer se despidió ayer oficialmente de la alcaldía dando, una vez más, espectáculo. La oposición, PP y CHA, forzaron al ya ex alcalde a modificar el orden del día para que la renuncia encabezara el pleno en lugar de ser el último asunto, de acuerdo a la pauta elaborada por el alcalde saliente. Ferrer formalizó su dimisión, se levantó y abandonó la sesión, aunque no estaba obligado a ello porque sigue adelante como concejal.

Le siguieron los también ex militantes del PAR Luis Muñoz y Carmen Alonso, fieles a Miguel Ferrer y que materializaron sus renuncias a sus concejalías. Ante la sorpresa de todos los presentes los tres abandonaron el Ayuntamiento, aunque solo estaban obligados a hacerlos Muñoz y Alonso. La teniente de alcalde, la socialista Lucía Gómez, ocupaba en ese mismo instante la alcaldía en funciones y seguía adelante con la sesión. Ferrer justificó su precipitada salida por "solidaridad" con sus compañeros dimitidos.

Miguel Ferrer no se arredró ante la convulsión política generada por su dimisión. Calificó como "valiente" su decisión, aunque dijo "sentir mucho" haberla tomado, pero remachó que "tenía que hacerlo". Aún más, afirmó que debió haber dimitido el pasado mayo cuando se supo que la DGA y el Gobierno habían ignorado su solicitud de financiación para liquidar la Vía Perimetral a través del Fondo de Inversiones.

Populares y nacionalistas señalaron que en Junta de Gobierno Miguel Ferrer se había comprometido a iniciar la sesión con su dimisión. La oposición consideró, además, inapropiado que un alcalde que había renunciado por escrito al cargo dirigiera los debates. La precipitada marcha de Miguel Ferrer, Luis Muñoz y Carmen Alonso impidió guardar las mínimas formas de cortesía. Los portavoces de PP y CHA, Emma Buj y Paco Martín, respectivamente, tuvieron que pronunciar sus palabras de "agradecimiento" a la labor de Muñoz y Alonso sin contar con la presencia de ambos concejales. La oposición preveía que, de acuerdo a otras renuncias, el abandono de las concejalías se verificara al terminar el pleno.

La alcaldesa en funciones mantuvo nada más acabar el pleno una reunión con los portavoces de todos los grupos para planificar el tortuoso camino que conducirá al pleno que, el próximo día 17, elegirá a un nuevo alcalde de Teruel. Si no hay ninguna sorpresa mayúscula, el popular Manuel Blasco será elegido alcalde como cabeza de lista más votado.

Lucía Gómez reconoció que asume el cargo "sin ilusión ni satisfacción". Explicó que su prioridad para los próximos doce días será garantizar la normalidad administrativa en el Ayuntamiento. Advirtió, no obstante, de que será complicado aprobar la revisión de los impuestos para 2011 porque ni siquiera está confirmado que la comisión de hacienda que debería dictaminarlos pueda constituirse sin los concejales del PAR dimitidos. También será complicado aprobar unos presupuestos para 2011. Gómez apeló a la "responsabilidad y al sentido común" de todos los grupos para llegar con la máxima normalidad posible a las próximas elecciones locales.

El primer acto de Lucía Gómez como alcaldesa fue firmar la solicitud dirigida a la Junta Electoral Central para que expida las acreditaciones a los concejales del PAR que sustituirán a los dos dimitidos. Los dos primeros nombres para el relevo son María del Mar Nacher y Juan Villalba. La primera anunció que acepta el cargo "con ilusión", mientras que Villalba, cercano a Ferrer, renunciará, lo que obligará a repetir el proceso desde el principio.

Etiquetas