Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

SUCESOS

Cuatro años de cárcel por herir a dos hombres con un cuchillo

La agresión ocurrió en la Zona tras una discusión. Después, los implicados corrieron por la ciudad hasta el Viaducto, donde los detuvo la Policía.

La Audiencia Provincial condenó ayer a cuatro años de prisión a un vecino de Teruel, Jefferson A. N. S., que el 25 de diciembre del año pasado causó graves heridas en el cuello a un hombre y en la cara, a otro. La agresión se produjo en una plaza de la Zona de bares de la capital, sobre las nueve de la mañana del día de Navidad, después de una discusión entre Jefferson y un grupo de al menos cinco personas de la que se desconocen los motivos.

Tras la pelea, todos se dirigieron hacia el Ensanche, pero por distintos caminos: el agresor cruzando la plaza de San Juan y el resto por la Ronda de Ambeles. Fueron interceptados todos ellos y detenidos por la Policía al comienzo del Viaducto Viejo o de Fernando Hue. El arma, un cuchillo pequeño de hoja de sierra, fue hallado en la Glorieta.

El agresor, en prisión preventiva desde el día del suceso, reconoció ayer los hechos que se le imputaban y mostró su conformidad con la pena solicitada por el Ministerio Fiscal, dos años de prisión por cada uno de los dos delitos de lesiones cometido.

No obstante, la acusación pública rebajó notablemente la condena que solicitaba en su calificación provisional y que se elevaba a cuatro años y medio de prisión por cada delito.

Multa por otras dos lesiones

Jefferson hirió también, aunque de menor gravedad, a otros dos jóvenes -a uno de ellos en el abdomen- y por ello deberá pagar una multa de 320 euros. Su abogado defensor, Alfonso Casas, señaló ayer que, si bien su representado admitió los hechos, también este había argumentado que aquel día de Navidad todo el grupo había ido contra él.

La Fiscalía rebajó la pena solicitada inicialmente al apreciar dos atenuantes. Una de ellas es que el procesado había indemnizado ya a sus víctimas con 6.000 euros y, por tanto, el daño había sido reparado. Por otro lado, el Ministerio Público estimó que el acusado actuó bajo los efectos del alcohol.

Ante el acuerdo mostrado al principio del juicio entre todas las partes, la vista oral no llegó a desarrollarse. Al parecer, el agresor no conocía con anterioridad al grupo de jóvenes al que se enfrentó.

Etiquetas