Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ENERGÍA

Las térmicas turolenses consumirán este año una cuarta parte de todo el carbón nacional

Las Cuencas Mineras han recibido la entrada en vigor de la nueva normativa con satisfacción contenida.

La Central Térmica de Andorra .
Las térmicas turolenses consumirán este año una cuarta parte de todo el carbón nacional
JAVIER ZARDOYA

Con satisfacción, pero con reservas, han recibido en la Cuenca Minera turolense la entrada en vigor de la nueva normativa que rige el consumo del carbón en las centrales españolas y las cuotas sobre la quema de mineral que corresponden a cada una de ellas.

Las comarcas mineras turolenses salen beneficiadas de la asignación realizada por Red Eléctrica de España, según la cual, las centrales de Andorra y de Escucha consumirán en lo que queda de año el 25% de todo el carbón nacional.

Pese a ello, las centrales sindicales y políticos de la Comarca de Andorra-Sierra de Arcos siguen considerando "imprescindible" para el futuro de la minería turolense la aprobación de un nuevo Reglamento Comunitario de Ayudas al Carbón.

El Real Decreto del Carbón, cuya aplicación ha salido publicada esta semana en el Boletín Oficial del Estado, garantizará el nivel de funcionamiento de la central térmica de Andorra hasta finales de año entre un 75 y un 100%, una producción que ya se retomó el pasado verano tras una avería en una de las dos plantas leonesas de Compostilla.

El secretario comarcal de UGT en Andorra, Aurelio Rodrigo, recordó la importancia de la publicación del decreto en el BOE porque asegura el funcionamiento y el cumplimiento del plan, aunque considera "fundamental" la aprobación de un nuevo Reglamento Comunitario de Ayudas al Carbón. "Además, es imprescindible que no vaya condicionado al cierre de las minas", afirmó.

En relación al decreto, Rodrigo también consideró que la entrada en vigor de la medida no implicará la creación de nuevos puestos de trabajo en la zona. "Puede haber algún caso puntual, pero sería mínimo comparado con los puestos que se han perdido hasta ahora", indicó al respecto.

Desde la Unión Comarcal de CC OO en Andorra, su secretaria general, María Ángeles Manzano, también piensa que la medida es "un parche". "No estamos de acuerdo en que las ayudas no se prorroguen más allá de 2014, porque creemos que el carbón es necesario, y es nuestro único recurso energético propio, por lo que hay que prolongarlo, y lo contrario es la muerte de las cuencas mineras", añadió. No obstante, Manzano dijo acerca de esta normativa que "significa un primer paso, pero si no hay un nuevo reglamento, no hacemos nada". También apostó por que "lleguen nuevas alternativas" energéticas.

Nuevas iniciativas

Más optimista respecto al futuro del sector se mostró el alcalde de Ariño, Joaquín Noé. "La medida supone un alivio y nos asegura que cada día se saque un número de toneladas que se llevan directamente a la térmica para quemarse", dijo. No obstante, recordó la necesidad de garantizar el futuro del carbón más a largo plazo. "Es imprescindible un nuevo reglamento -añadió-, y hay buenas noticias en el sentido de que se están dando los pasos para que se saque adelante, porque además, contamos con el apoyo de países como Alemania, Polonia y Rumanía".

Por otra parte, la entidad financiera suiza UBS ha editado un informe en el que se concluye que la entrada en vigor del Real Decreto del Carbón provocará, previsiblemente, el cierre de seis plantas en las que se utiliza el mineral importado.

Las plantas afectadas podrían ser las gallegas de As Pontes y Meirama; las andaluzas de Litoral de Almería y Los Barrios; la vasca de Pasajes; y la asturiana de Lada. En su informe, UBS afirma que "los cierres serían la decisión racional que se debe tomar". Los analistas del banco helvético calculan, además, que la mayor utilización del carbón nacional reducirá el uso de los ciclos combinados de gas y de las plantas de importación entre un 30% y un 35%. Al respecto, cabe recordar que las eléctricas Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa interpusieron recursos ante el Tribunal Supremo y el de Luxemburgo para impedir la entrada en vigor del decreto.

Etiquetas