Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

BECEITE

Una mujer, ilesa tras ser arrastrada con su coche por la crecida del Ulldemó

Intentó cruzar el río por un vado, pero la corriente se llevó el vehículo. Tardó casi una hora en ser rescatada.

La mujer fue arrastrada con su coche -en la foto- al cruzar el río por un vado. Fue rescatada ilesa.
Una mujer, ilesa tras ser arrastrada con su coche por la crecida del Ulldemó
JOSé PUCHE

Una mujer de mediana edad, Carmen D. C., tuvo que ser rescatada ayer del cauce del Ulldemó a su paso por la localidad de Beceite después de que fuese arrastrada con su coche varias decenas de metros aguas abajo por la crecida repentina de este río.

La víctima, que milagrosamente resultó ilesa, intentó cruzar el cauce por un vado próximo al casco urbano sobre las 12.00 del mediodía, pero la fuerza del agua hizo que el vehículo flotara y que luego fuese desplazado hasta un punto en el que quedó encallado. La mujer avisó con su teléfono móvil a un vecino que conocía y este se ocupó de llamar a los servicios de emergencia.

Según relató José Puche, periodista y testigo del suceso, durante aproximadamente una hora la mujer permaneció dentro del coche recibiendo desde la orilla mensajes de tranquilidad y ánimo por parte de aquel vecino, que acudió al lugar de los hechos y le hizo compañía.

Cuando llegaron al mismo punto la Guardia Civil, el equipo de bomberos de Alcañiz y los voluntarios de Protección Civil, se le lanzó una cuerda y se le dieron instrucciones para que se la atara al cuerpo e intentara salir por su propio pie, informó Puche.

Con la cuerda atada, la mujer fue arrastrada hasta la orilla del río, si bien hubo momentos en los que el agua la sumergió por completo. Ya fuera del Ulldemó, fue atendida por personal sanitario en el interior de una UVI móvil desplazada desde Alcañiz de la hipotermia que presentaba y de la ansiedad y pánico que le había producido el suceso. Hasta la zona llegaron también agentes de protección de la naturaleza del Gobierno aragonés.

Atascado en el río

El equipo de bomberos intentó también rescatar el vehículo, un mercedes de color negro, pero no fue posible. No obstante, fijaron el coche para que cuando descienda el caudal pueda ser recuperado, según indicaron ayer fuentes de los bomberos que participaron en la operación.

Al parecer, la zona por la que cruzó la mujer -quien se dirigía a una localidad de la provincia de Barcelona tras pasar una temporada en Beceite, donde está empadronada-, es transitada frecuentemente por vehículos, pues permite desplazarse por caminos y carreteras sin entrar en el pueblo. Según Puche, minutos antes del siniestro habían pasado por allí otros coches sin registrar ningún problema.

El alcalde de Beceite, Alberto Moragrega, calificó de "imprudencia" el hecho de que Carmen D. C. intentase cruzar por el vado en un momento en el que, según él, el río "ya llevaba mucho caudal". "Los vecinos sabemos que ese punto es muy peligroso en caso de crecidas, pero quizá ella lo desconocía", explicó.

Beceite registró ayer intensas lluvias desde primeras horas de la madrugada, lo que hizo crecer el caudal del Ulldemó en poco tiempo. A este río van a parar, además, algunos barrancos de la zona que aportan su caudal.

Etiquetas