Teruel
Suscríbete

TERUEL

La DGA frena una subvención para la ayuda a domicilio a dependientes

Intervención pone reparos a una aportación de 48.960 euros acordada con el Ayuntamiento.

Trinidad Santafé, una de las usuarias del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Teruel.
La DGA frena una subvención para la ayuda a domicilio a dependientes
A. GARCíA

La DGA ha paralizado una subvención de 48.960 euros para el Ayuntamiento de Teruel, destinada a un programa piloto de ayuda a domicilio para dependientes. Se trata de una línea de trabajo que figuraba en un convenio con el Consistorio turolense que, después de haber sido aprobada por el pleno municipal el pasado mes de junio, acaba de descolgarse debido a los reparos puestos por el servicio de Intervención del Gobierno aragonés. El contratiempo fue comunicado el pasado martes por el equipo de gobierno a la Comisión de Bienestar Social.

El programa paralizado hubiera comportado una inyección económica importante para el área de Servicios Sociales municipal, como reconoció ayer la concejala de este área, la socialista Flora Cote. La edil reconoció que el frenazo a la aportación de la DGA le ha "sentado mal". Advirtió, no obstante, de que el Gobierno aragonés mantiene su aportación a los otros dos programas del convenio -menores y apoyo al pueblo gitano-, que suman 116.000 euros.

Cote señaló que el programa ahora en el aire era "muy interesante" y le hubiera venido "muy bien al Ayuntamiento". Esta línea de trabajo preveía que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) derivara a personas dependientes al servicio de ayuda a domicilio municipal. La edil dijo, no obstante, que la prestación está garantizada para todos los solicitantes con la financiación municipal y de la Comarca de Teruel.

Flora Cote ha mantenido contactos con la consejera de Servicios Sociales, Ana Fernández, para conocer las causas de la paralización de la subvención y cómo se puede desbloquear. Cote señaló que desde la propia Consejería le manifestaron discrepancias con el criterio de Intervención.

Una portavoz del Departamento de Servicios Sociales señaló que el Gobierno aragonés "no se ha echado atrás", pero el servicio de Intervención reclama información adicional antes de dar el visto bueno. La misma fuente reconoció que el nuevo programa "está parado", pero aclaró que existe voluntad de ponerlo en marcha mediante convenios con ayuntamientos y comarcas.

Al parecer, la dificultad legal estriba en que la competencia en materia de ayuda a domicilio a dependientes es de las comarcas y no procede la aportación de financiación de la DGA a un ayuntamiento para prestarla. La concejala de Servicios Sociales no pierde, si embargo, la esperanza de que la aportación de la DGA pueda llegar antes de acabar 2010.

La portavoz del PP, Emma Buj, criticó la actitud de la DGA, que, en materia de servicios sociales, "hace dejación de sus competencias y, en este caso, agravando la situación del Ayuntamiento". Buj añadió que los otros dos programas incluidos en el convenio tampoco son competencia municipal y cuentan con el apoyo económico del Gobierno aragonés.

La concejala popular criticó también la tardanza en la aprobación del convenio, que no entrará en vigor hasta septiembre "sin tiempo material de justificar los gastos, con lo que las ayudas de la DGA pueden peligrar". Advirtió de que en 2009 se perdió una subvención de 60.000 euros para la promoción social del pueblo gitano por falta de tiempo para ejecutar las actuaciones conveniadas.

Etiquetas