Teruel
Suscríbete

OBRAS

La ladera de la Vía Perimetral se consolida por tercera vez en dos años para evitar desplomes

La intervención, que no tendrá coste para el Ayuntamiento, mantendrá cerrada un mes una de las dos calzadas.

Operarios de Acciona preparan la intervención en la ladera que sufre derrumbamientos -a la izquierda-.
La ladera de la Vía Perimetral se consolida por tercera vez en dos años para evitar desplomes
J. E.

A la tercera va la vencida. El Ayuntamiento de Teruel confía en que las obras de estabilización iniciadas ayer en la ladera de la Vía Perimetral acaben con los desprendimientos que ha sufrido la circunvalación en tres ocasiones desde su inauguración en abril de 2008. Los trabajos de consolidación, acometidos por la empresa constructora de la infraestructura, Acciona, se prolongarán durante un mes. Durante la operación de refuerzo, la comunicación peatonal y rodada quedará de nuevo afectada entre San Julián y la Fuenfresca, ya que se mantendrá cerrada una de las dos calzadas.

Las obras de consolidación consistirán en realizar desmontes de terreno para suavizar la pendiente del talud, que ahora roza la verticalidad, hasta que alcance los 45 grados. Las asociaciones de vecinos afectadas han denunciado desde la entrada en servicio de la Perimetral el riesgo de desprendimientos que presentan las laderas situadas entre San Julián y la Fuenfresca, una situación que consideran injustificable en una obra recién inaugurada.

El vicepresidente de la sociedad municipal Urban Teruel S. A. -encargada de la Perimetral-, el concejal Luis Muñoz, señaló que "por sentido común y, de acuerdo a los informes técnicos," la reparación ahora iniciada puede ser la "definitiva" para consolidar el talud. Muñoz explicó que, la pendiente será mucho menor, lo que evitará la caída de materiales. La única preocupación es la posibilidad de que las capas freáticas pongan en peligro la solidez de la zona en caso de lluvias copiosas. El concejal recordó que durante el último desplome, en abril de 2010, el agua manaba por la ladera inestable.

En principio, la reforma no tendrá ningún coste para el Ayuntamiento, que considera que el desperfecto se ha producido en el periodo de garantía de la obra. El coste de la reparación rondará los 200.000 euros. La intervención se suma a las efectuadas al poco tiempo de abrirse la Perimetral y también a principios de 2009, sin resultado. La primera obra de consolidación consistió en la colocación de un zócalo de escollera y la segunda en la instalación de una malla metálica sujetada al talud mediante unos grandes tornillos.

El Ayuntamiento también vigila la ladera opuesta a los desplomes ante la posibilidad apuntada por informes técnicos de que pueda sufrir el mismo problema. Los sensores instalados para detectar posibles movimientos en el terreno no han registrado ninguna incidencia, con lo que, en principio, no está prevista ninguna intervención en este lugar.

Luis Muñoz aclaró que, aunque Acciona acomete la reparación directamente y por su cuenta, la empresa constructora "no renuncia" a reclamar el coste de esta mejora a la persona o personas que pudieran ser responsables del problema.

La Vía Perimetral, clave para mejorar el tráfico urbano y la accesibilidad de varios barrios, supuso una inversión de 16 millones de euros, de los cuales todavía quedan por liquidar 5. Se trata de una calle de cuatro carriles y 3 kilómetros de longitud.

Etiquetas