Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ESPARCIMIENTO INFANTIL

La plaza de Cristo Rey será un patio de recreo el próximo curso escolar

El colegio Pierres Vedel carece de un espacio en buenas condiciones para que juegen los niños.

Catalán -a la izquierda-, Ferrer y López, en la plaza.
La plaza de Cristo Rey será un patio de recreo el próximo curso escolar
ANTONIO GARCíA

El Ayuntamiento de Teruel confía en que el próximo mes de octubre estén ya realizadas las obras que permitirán que la plaza de Cristo Rey, en pleno Centro Histórico, pueda ser utilizada como patio de recreo por los 175 alumnos del colegio público Pierres Vedel. Ayer, representantes municipales y del centro educativo firmaron un protocolo de colaboración que supondrá la agilización de los trabajos, que podrían comenzar el próximo mes de agosto y desarrollarse durante unos 60 días.

La plaza se cerrará con distintos elementos, entre ellos vallas, jardineras, un pequeño muro de sillería, bancos y árboles. Tanto el alcalde, Miguel Ferrer, como la concejala de Educación, Conchita Catalán, destacaron que el recinto podrá abrirse fuera del horario escolar y será desmontable con el fin de que pueda ser utilizado por la población, como siempre se ha hecho, durante las fiestas de la Vaquilla o las Bodas de Isabel de Segura. La fuente que hay ahora será retirada y el monumento de Cristo Rey, trasladado a otro emplazamiento.

El cerramiento de la plaza de Cristo Rey acabará con los problemas que viene padeciendo desde hace décadas el colegio Pierres Vedel, que carece de un patio de recreo en buenas condiciones. En la actualidad, los alumnos de esta escuela solo disponen de un pequeño espacio interior y de otro exterior que no tiene urinarios ni agua potable. El director del centro educativo, Guillermo López, añadió que este segundo patio de recreo está orientado al Norte, por lo que resulta muy frío. Está, además, azotado continuamente por el viento, lo que provoca la caída de tejas a la zona donde juegan los niños.

Espacio de convivencia

La plaza de Cristo Rey no quedará reservada exclusivamente al uso de los escolares sino que fuera del horario del colegio podrá utilizarse como parque público. "Será un espacio de convivencia, necesario en esa zona de Teruel, a la que acude mucha gente mayor y también niños", afirmó Conchita Catalán.

El coste de la ejecución del proyecto se estima en casi 91.000 euros. De este importe, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón aporta 30.000 euros mientras que el resto será financiado por el Ayuntamiento de Teruel, encargado de realizar la obra.

Etiquetas