Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Cuatro intoxicadas al inhalar butano en Celadas

Cuatro personas pertenecientes a una misma familia de origen marroquí -una madre y tres hijas de entre 8 y 14 años- permanecen ingresadas en el hospital Obispo Polanco de Teruel tras resultar intoxicadas de carácter leve en la tarde de ayer por la inhalación del gas butano procedente de una bombona en su casa de Celadas.

Tras recibir una primera atención médica en Celadas, la madre y sus tres hijas de corta edad fueron evacuadas en ambulancias al hospital Obispo Polanco, donde se recuperan favorablemente ingresadas en dos habitaciones.

El suceso tuvo lugar en torno a las 17.00 y hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, una UVI móvil y una dotación de los bomberos del parque de extinción de incendios de Teruel.

Un testigo comentó que el olor a butano era muy intenso en la casa cuando los vecinos auxiliaron a la familia, que presentaba mareos y desorientación, entre otros síntomas de intoxicación. Al parecer, el escape de butano pudo producirse al apagarse la llama de un calentador de agua, con lo que el combustible se continuó vertiendo sin que la familia lo advirtiera.

El alcalde de Celadas, Antonio Andrés, que visitó a las cuatro mujeres en el Obispo Polanco, señaló que su estado de salud es, aparentemente, "bueno". Andrés añadió que la casa en la que se produjo el accidente, situada en la plaza del Pilar, está en buen estado de conservación.

El marido de la mujer intoxicada y padre de los niños trabaja en Teruel aunque reside en Celadas, localidad cercana a la capital turolense donde existe un pequeña colonia marroquí ocupada en pequeñas empresas agroalimentarias.

Etiquetas