Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Las peñas tendrán que contratar un seguro de responsabilidad civil

Los bajos y cocheras utilizados en Teruel por grupos de jóvenes como lugares de reunión y ocio deberán cumplir unos requisitos mínimos de seguridad y salubridad, además de no provocar molestias a los vecinos.

Varios jóvenes se disponen a ver el partido España-Honduras en una de las peñas de Cofiero.
Las peñas tendrán que contratar un seguro de responsabilidad civil
ANTONIO GARCíA

Los bajos y cocheras utilizados en Teruel por grupos de jóvenes como lugares de reunión y ocio deberán cumplir unos requisitos mínimos de seguridad y salubridad, además de no provocar molestias a los vecinos. El borrador de la normativa reguladora de las peñas, que acaba de ser remitido a los miembros del Consejo de Participación Ciudadana para su estudio, obliga también a los promotores a contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles accidentes.

La regulación de las cocheras utilizadas por grupos de amigos y pandillas como centros recreativos es uno de los apartados de la ordenanza de convivencia cívica, que, tras su próximo paso por el Consejo de Participación Ciudadana, el Ayuntamiento prevé aprobar antes de acabar 2010. Se trata, además, de una actividad que ha provocado repetidas quejas vecinales por ruidos, suciedad y vibraciones así como una intervención del Justicia de Aragón.

Las peñas, una vez acreditado que cumplen los requisitos de seguridad y salubridad, quedarán incorporadas a un registro municipal, en el que también deberá constar una persona que se identifique como responsable. En caso de ser un menor, tendrá que aportar una declaración firmada por los padres en la que admitan ser conocedores de la actividad que se desarrolla en el local.

La autorización estará condicionada a no molestar al vecindario y respetar los horarios de actividad, que se fijan entre las 16.00 y las 1.30 entre semana y hasta las 2.30 los viernes, sábados y domingos. En caso de infracción muy grave la multa puede alcanzar 60.000 euros, además de tres años de cierre. La sanción por incumplimiento grave oscila entre 601 y 30.000 euros y por infracción leve será inferior a 600.

El concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Luis Muñoz, señaló que la normativa pretende garantizar la seguridad de los usuarios y también que la actividad no perjudique a los vecinos. Recordó que la mayor parte de estos locales carecen de las mínimas condiciones de salubridad y seguridad. Aclaró, no obstante, que la normativa que se aplicará no será la de los establecimientos públicos sino una específica que se basa en una recomendación del Justicia de Aragón.

El anuncio de la regulación de las peñas fue recibido con pesimismo por los usuarios. Un joven explicaba desde una cochera de Cofiero -donde se produce la mayor concentración de peñas de toda la ciudad- que cerrar estos locales será un duro golpe para el ocio juvenil. "Los jóvenes -indicó- no tendremos a dónde ir porque la única alternativa son los bares, pero no podemos pasar el día entero gastando dinero en las cafeterías". A su juicio, para los jóvenes, la alternativa se plantea "entre las peñas o la calle".

Luis Muñoz señaló que la ordenanza de convivencia cívica aborda distintos aspectos, aunque tiene como prioridad la regulación del botellón y de las peñas. Apeló a la responsabilidad de jóvenes, padres y propietarios de locales para cumplir la regulación.

Etiquetas