Despliega el menú
Teruel

TRABAJO

Calamocha se paralizó para reclamar la continuidad del matadero Pelbor

Dos mil personas se manifestaron en apoyo a los 85 trabajadores, inmersos en un ERE.

La manifestación en apoyo a la plantilla de Pelbor recorrió las calles de Calamocha.
Calamocha se paralizó para reclamar la continuidad del matadero Pelbor
E. CENTENO

Más de dos mil personas arroparon a los 85 trabajadores del matadero Pelbor de Calamocha en la manifestación que recorrió ayer la localidad para defender sus puestos de trabajo, en entredicho tras la firma, la pasada semana, del tercer expediente de regulación de empleo (ERE) consecutivo para toda la plantilla. La movilización, que incluyó también un paro de dos horas -de las 10.00 a las 12.00-, tuvo un seguimiento masivo. Además, el Ayuntamiento celebró un pleno extraordinario para apoyar la reivindicación laboral.

Trabajadores y vecinos salieron a recorrer las calles con pancartas, bombos y trompetas. La manifestación comenzó a las 9.30 en la entrada del matadero. Siguió por la travesía de la carretera nacional, con los numerosos talleres cerrados. También algunos conductores que se acercaron a la gasolinera se encontraron con los surtidores fuera de servicio. La manifestación entró en el núcleo urbano por el barrio del Santo Cristo, donde esperaban numerosos vecinos que se incorporaron al grupo, al igual que ocurrió en la Plaza del Peirón.

"Nos han acompañado porque es lo que tenían que hacer; directa e indirectamente el pueblo vive de nuestros jornales", señaló uno de los trabajadores que sujetaba una pancarta en la que se podía leer: "La comarca tiene hambre". No faltaban en esta convocatoria reclamos tan contundentes como un ataúd portado por cuatro trabajadores en el que se simbolizaba la muerte del matadero o más carteles en los que se leía que el Jiloca también necesita un gran proyecto como Motorland en Alcañiz o Dinópolis en Teruel.

Más de 2.000 personas participaron en la manifestación, una cifra en la que coincidieron el Comité de Empresa y la Guardia Civil. La marca terminó en la Plaza España, donde Antonia Martín, miembro del Comité de Empresa, fue la encargada de leer un manifiesto firmado por todos los trabajadores. El escrito hizo un recorrido por la historia del matadero de Calamocha denunciando la mala gestión de Primayor y sobre todo la actual: "Todos creímos en la salvación definitiva del matadero, pero al final nos hemos encontrado con unos propietarios que han defraudado nuestras expectativas iniciales."

Asimismo, continuaba con la necesidad urgente de realizar inversiones ante la grave crisis de la industria agroalimentaria. "Apoyamos las macro inversiones realizadas en las otras dos cabeceras supracomarcales de nuestra provincia", dijo la portavoz del Comité de Empresa, para añadir a renglón seguido que "ya le toca" recibir el mismo trato a la Comarca del Jiloca, unas palabras que se escucharon en una plaza abarrotada de gente.

Pleno extraordinario

Mientras la cabecera de la manifestación llegaba a la Plaza España, el pleno municipal se reunió en una convocatoria extraordinaria urgente. El ruido de los manifestantes se podía escuchar dentro del salón de plenos cuando todos concejales votaban de forma unánime la moción de apoyo a los trabajadores de Pelbor.

El alcalde de Calamocha, el aragonesista Joaquín Peribáñez, como portavoz de todos los grupos municipales resaltó que la moción respalda la actividad laboral en general de Calamocha y Comarca. "Apoyamos esta movilización de los trabajadores de Pelbor como apoyaremos cualquier otra movilización de cualquier otra empresa".

Peribáñez, aunque destacó la implicación que debe tener la DGA, reconoció que la solución no está solo en las instituciones. "Los trabajadores y la empresa son parte importante, pero el resto también debemos jugar en el mismo equipo para conseguir el mismo objetivo: que en octubre se abra el matadero".

Mario Burillo, abogado del Comité de Empresa, confirmó que el futuro del matadero pasa por la presentación de un plan de viabilidad por la empresa al Gobierno de Aragón. Desde el Comité de Empresa no descartan convocar nuevas movilizaciones si la situación no adquiere visos de solución y no se garantiza la continuidad de la industria.

Etiquetas