Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Empiezan las obras del ascensor de San Julián

El vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, ha inaugurado los trabajos, que durarán siete meses y unirán el barrio que da nombre al elevador con el Casco Antiguo de la ciudad mudéjar.

José Ángel Biel visita las obras del nuevo ascensor de San Julián, en Teruel
Empiezan las obras del ascensor de San Julián en Teruel
ANTONIO GARCÍA

Las obras de construcción del ascensor de San Julián de Teruel, una antigua reivindicación vecinal que conectará esta zona con el centro histórico de la ciudad, han comenzado este miércoles con un acto en el que ha participado el vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón de Aragón, José Ángel Biel.

El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, y el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, han firmado el acta de inicio de los trabajos, que serán financiados por el Ejecutivo autonómico con 1,5 millones de euros.

Biel ha calificado el proyecto de "magnífico" y ha recordado que se trata de "la respuesta a una demanda de años de la Asociación de Vecinos de San Julián", indica en un comunicado el Gobierno aragonés.

Se trata de "una actuación de las muchas que hemos hecho en Teruel en los últimos diez u ocho años", ha recalcado el vicepresidente, quien ha considerado que han cambiado la ciudad "totalmente" y se le ha "dado la vuelta".

A su juicio, ninguna ciudad de tamaño similar en España ha cambiado tanto como lo ha hecho Teruel cualitativamente, gracias a las restauraciones y actuaciones urbanísticas que se han hecho.

Las obras han sido adjudicadas por la sociedad municipal Urban a la empresa Acciona Infraestructuras por un importe de 1.196.107 euros y un periodo de ejecución de siete meses.

El elevador permitirá crear un nuevo espacio de relación entre estas dos zonas de la ciudad, además de salvar el desnivel entre las calles Rosario y Jardinera, según el proyecto del arquitecto Joaquín Andrés Rubio, ganador del concurso de ideas convocado por la Sociedad Urban Teruel con la financiación del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior y que contó con la colaboración de los arquitectos Domingo Sánchez, Jesús Pérez y Raúl Leymonie.

El proyecto Atalaya propone, inspirándose en las torres mudéjares Patrimonio de la Humanidad, la creación de una nueva torre que alojará dos ascensores, una escalera y una pasarela horizontal que conectará con la plaza de acceso a la estación de autobuses, además de un mirador sobre el paisaje, y que a nivel formal resumen en un mismo elemento la tradición de torres y puentes que caracterizan a la ciudad de Teruel.

Etiquetas