Despliega el menú
Teruel

TRANSPORTE

Los vecinos de La Puebla de Valverde piden a la DGA que los trenes no pasen de largo

Ocho convoyes diarios cruzan el término, pero solo paran dos y ninguno va a Zaragoza.

Los vecinos de La Puebla de Valverde piden a la DGA que los trenes no pasen de largo
Los vecinos de La Puebla de Valverde piden a la DGA que los trenes no pasen de largo

De los ocho trenes que a diario pasan por La Puebla de Valverde -cuatro en cada sentido- solo dos se detienen en el apeadero de este pequeño municipio de la comarca de Gúdar-Javalambre. Uno de ellos, el de las 08.32, va hasta Valencia; el otro, el de las 20.53, hasta Teruel. Los vecinos no tienen forma de llegar a la capital aragonesa, a la que acuden con frecuencia, sobre todo las personas mayores, por asuntos sanitarios.

La falta de trenes está frenando, además, según el Ayuntamiento, el emergente sector turístico que existe en la localidad, con la vía verde de Ojos Negros a un paso del núcleo urbano, la reciente ampliación de la estación de esquí de Javalambre y la cercanía a las pistas de Valdelinares.

"Estamos abandonados en materia ferroviaria y eso está cerrando la puerta a la entrada de gente en la comarca", se queja el concejal de Servicios, Gilberto Doñate. "Tenemos mejor comunicación con Valencia que con Zaragoza, algo vergonzoso siendo aragoneses", continúa el edil.

Cartas

Por ello, considerando que existe un convenio entre Renfe y la DGA por el cual esta última financia el mantenimiento de las líneas deficitarias en la Comunidad aragonesa, el Ayuntamiento comunicará por escrito en los próximos días su queja al Gobierno aragonés. Ya lo hizo hace un año, pero, según Doñate, el Consitorio no ha recibido ninguna respuesta.

Desde Renfe indicaron que la compañía "no ve necesidad de modificar la oferta ferroviaria en la zona, pero si la DGA pide que los trenes paren en La Puebla de Valverde, pararán". Fuentes de la DGA argumentaron, por su parte, que el escaso número de viajeros que sube al tren en La Puebla de Valverde desaconseja plantear a Renfe cualquier cambio. El Gobierno aragonés entiende que los convoyes no pueden parar en todas las localidades, "pues el viaje duraría cinco horas", "para eso está el autobús", añadieron.

Los vecinos piden también que el apeadero tenga un refugio que proteja a los viajeros del frío y el viento en invierno y del sol en verano. La estación no tiene aseos y el acceso está lleno de piedras de balasto con las que fácilmente uno puede torcerse un tobillo. El Adif dice que hay planes de mejora, pero no concreta fechas: "Antes, hay que estudiarlo y definirlo", afirma.

Etiquetas