Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Muere una niña de 19 meses al caer de forma accidental desde un sexto piso

Al parecer, su madre limpiaba los cristales cuando, en un descuido, la pequeña se subió a una cama y se precipitó al vacíoAunque llegó con vida al hospital, los médicos no pudieron hacer nada por salvarla.

La pequeña cayó en la terraza del primer piso. En la foto, a la derecha.
Muere una niña de 19 meses al caer de forma accidental desde un sexto piso
JORGE ESCUDERO

Una niña de 19 meses murió ayer al precipitarse al vacío desde la ventana de un sexto piso, en el bloque número 12 de la calle Miguel de Cervantes de la capital, en el barrio del Ensanche. La pequeña cayó de forma accidental al patio interior, y, aunque fue trasladada de inmediato aún con vida al hospital Obispo Polanco, el personal sanitario no pudo hacer nada por salvarla.

El fatal accidente ocurrió sobre las doce del mediodía, cuando, según el testimonio de algunos vecinos, la madre de la niña se encontraba limpiando los cristales de un dormitorio. Al parecer, en un momento de descuido, la menor subió a una cama y desde allí pudo alcanzar la ventana desde la que se precipitó al vacío. Cayó sobre la terraza interior de una de las viviendas de la primera planta del edificio, en la que hasta bien entradas las tres de la tarde aún se encontraban miembros de la brigada de la Policía Judicial inspeccionando los escenarios del suceso.

Al lugar de los hechos acudió la unidad de emergencias del 061, en la que la niña fue trasladada al hospital turolense. El personal sanitario del centro hospitalario intentó su reanimación sin éxito. En la calle Miguel de Cervantes había ayer rostros de abatimiento y llantos. Los padres de la pequeña son muy conocidos en la zona por trabajar en el supermercado Mercadona de la avenida de Aragón, muy cercano al domicilio familiar. Además de la fallecida, tienen otro niño de seis años de edad.

Uno de los vecinos del primer piso del inmueble número 12 comentaba con pesar que se había topado con la triste escena cuando regresaba de caminar junto a su esposa. "Nos hemos encontrado a mucha gente y a los sanitarios que sacaban a la pequeña del piso de enfrente", explicaba el hombre.

Una mujer, familiar de la pequeña, que salía del edificio con lágrimas en los ojos, no acertaba a pronunciar palabras. Tan solo repetía: "No sabemos cómo ha pasado; todo es muy triste".

En el bar Rodeo, ubicado en los bajos del inmueble, el fallecimiento de la pequeña era el único tema de conversación. Su propietario señalaba que el joven matrimonio era conocido en la calle. Agregó que al abrir el bar, pasadas las doce, se encontró con los servicios sanitarios y la Policía en la puerta. "Ha sido un palo muy fuerte, ya que siempre que se trata de accidentes con niños implicados, la tristeza es mucho mayor", comentaba.

Tristeza en Mercadona

En el supermercado Mercadona de la avenida de Aragón el llanto era generalizado. Los compañeros de los padres de la pequeña fallecida salían del establecimiento comercial con lágrimas en los ojos. Nadie recordaba un suceso similar en la ciudad de Teruel.

Comentaban que la mala suerte se había ensañado con la madre, tras haber sufrido recientemente otra desgracia familiar. En estos momentos se encontraba en excedencia para el cuidado de su hija, aunque habitualmente realizaba su trabajo como cajera. El padre desempeña funciones en la sección de mantenimiento de la gran superficie comercial.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno confirmaron que el fallecimiento de la niña se debió a un trágico accidente doméstico y que no se encontraba sola en el domicilio familiar en el momento del suceso. La Brigada de la Policía Judicial de la Comisaria de Teruel instruye las diligencias.

Etiquetas