Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El Salud contrata una unidad móvil de Resonancia para acortar esperas

En marzo, el Obispo Polanco tenía 700 personas en lista y daba cita para tres meses después.

Un escáner en una foto de archivo.
El Salud contrata una unidad móvil de Resonancia para acortar esperas
ANTONIO GARCíA

El Salud ha decidido contratar una unidad móvil de Resonancia Magnética para reducir el tiempo de demora de aquellos pacientes del hospital Obispo Polanco de Teruel que precisan de esta prueba diagnóstica. El pasado mes de marzo, había en lista de espera cerca de 700 personas, de las cuales algo más de 400 llevaban aguardando más de 30 días. Los servicios de citaciones llegaron a dar día y hora para tres meses después, cuando el Gobierno aragonés se ha propuesto que los usuarios no esperen más de 30 días para acceder a ese servicio.

Estos datos fueron confirmados ayer por el director del hospital Obispo Polanco, Antonio Minguillón, quien destacó que, al ver la situación, surgida, a su juicio, por un aumento de la demanda en el área de Radiodiagnóstico, "se decidió utilizar ocasionalmente una unidad móvil que permita adelantar las exploraciones y garantizar una asistencia en un plazo más corto".

La unidad móvil realizó durante el pasado fin de semana 120 estudios y otros 85 en un día posterior. Su presencia en la entrada del área de Consultas Externas del Obispo Polanco no es continua. Ayer, por ejemplo, el camión no estaba, pero se prevé que vuelva a Teruel en los próximos días para agilizar todavía más la lista de espera. Según afirmó Minguillón, la medida ha permitido que la demora media para una resonancia magnética en Teruel se sitúe en solo 27 días.

Desde que a mediados de 2006 se abrió en el hospital una unidad fija de resonancia magnética -antes, los pacientes tenían que desplazarse a Valencia o Zaragoza- nunca hasta ahora se había recurrido a una unidad móvil complementaria. Sí que se ha utilizado en alguna ocasión este sistema para aligerar las listas de espera del escáner o TAC.

"Es una medida puntual que hemos adoptado por considerarla necesaria, por tanto, hemos asumido el coste y ya está", manifestó Antonio Minguillón. El director del hospital añadió que el centro prescindirá de la unidad móvil en cuanto las demoras estén ajustadas a los objetivos del Salud.

Por su parte, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) en Teruel achacó a la falta de radiólogos las excesivas demoras en Resonancia Magnética y reclamó, por ello, un aumento de la plantilla. La misma formación sindical, mayoritaria en el hospital turolense, criticó que la máquina de Resonancia del centro sanitario es de escasa potencia -0,35 teslas frente a las 1,5 del aparato del Miguel Servet-, lo que obliga a derivar a algunos pacientes al centro sanitario zaragozano de referencia para la realización de determinados estudios, como algunas angioresonancias -exploración de los vasos sanguíneos de la cabeza-.

En este sentido, la gerente del Servicio Aragonés de Salud, Ana Sesé, manifestó que la resonancia del Obispo Polanco "es de una resolución correctísima y cuenta con la potencia adecuada para la utilización y el lugar en el que está". Agregó que solo se derivan a Zaragoza las exploraciones menos frecuentes.

Etiquetas