Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

EMPRESAS

La construcción de la cementera de Torrijo podría empezar el próximo otoño

La semana que viene se completarán todos los trámites administrativos, que aún están pendientes en Medio Ambiente.

teruel. El Ayuntamiento de Torrijo del Campo recibirá la próxima semana de manos del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, Inaga, el informe definitivo de aprobación de la cementera que se proyecta instalar en la localidad.

Este será el último documento que aún queda pendiente, pero el alcalde de la localidad, Ricardo Plumed, señaló que se trata de un mero trámite, ya que la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio ya emitió un informe favorable del mismo y Medio Ambiente también ha dado el visto bueno provisionalmente.

En este pequeño municipio de la comarca del Jiloca esperan con expectación la creación de esta fábrica, que está previsto que genere 360 puestos de trabajo directos e indirectos.

El alcalde confía en que su construcción arranque el próximo otoño, tan pronto terminen las cosechas en los campos sobre los que se levantará la planta. "En el momento en el que comience el movimiento de tierra -explicaba Ricardo Plumed- será como un sueño, porque significará que hay dinamismo en el pueblo. Solo con esta actividad, ya se crearán puestos de trabajo".

En cuanto la aprobación definitiva del Inaga esté en manos del Ayuntamiento, se iniciará la operación para hacer efectiva la adquisición de los terrenos que en estos momentos se encuentran solo con opción de compra. Paralelamente, se gestionará la licencia municipal de obras y el plan urbanísico del polígono. La nave se instalará en 500.000 metros cuadrados de superficie, pero se pretende habilitar otro espacio de similares dimensiones para destinarlo a las empresas auxiliares, que, según el Ayuntamiento, se generarán alrededor de la fábrica de cemento.

Numerosos camiones

Ricardo Plumed está convencido de que al calor de la cementera surgirán nuevas empresas. Y agrega que solo el sector del transporte generará numerosos empleos. "Las previsiones son que la fábrica produzca un millón y medio de toneladas de cemento al año, de modo que se necesitarán unos 60.000 camiones para sacar del pueblo todo este material", precisaba el primer edil de Torrijo del Campo.

A su juicio, la situación de crisis económica que atraviesa el país no va a repercutir negativamenet en el proyecto. "Al contrario -dice- porque se han abaratado los costes relacionados con el sector de la edificación".

Sostiene, además, que cuando la cementera se encuentre en situación de producir, dentro de unos tres años, será una de las más modernas del ramo, debido a que, según explicaba Plumed, contará con una tecnología puntera que "evitará los problemas medioambientales que a menudo se asocian a estas fábricas, sobre todo a las más obsoletas".

En la construcción e instalación de esta fábrica se invertirán 150 millones de euros. La planta se ubicará en el futuro polígono industrial, en un paraje que se localiza a más de cuatro kilómetros de distancia del casco urbano del municipio. Se abastecerá de una cantera de roca caliza, que ocupa 115 hectáreas de superficie, situada a menos de un kilómetro del polígono industrial de Torrijo del Campo.

Este pueblo cuenta actualmente con una población de 600 habitantes.

Etiquetas