Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Los vecinos de la Fuenfresca denuncian suciedad y destrozos durante la fiesta medieval

Alertan de papeleras arrancadas, farolas rotas y basura en portales de viviendas. El Ayuntamiento estudia regular el 'botellón' o habilitar espacios para esta práctica en cada barrio de Teruel.

Una señal arrancada en el parque nuevo.
Los vecinos de la Fuenfresca denuncian suciedad y destrozos durante la fiesta medieval
A. GARCÍA

Los vecinos del barrio turolense de la Fuenfresca han denunciado que la celebración de las Bodas de Isabel de Segura -que tuvo lugar el pasado fin de semana- y la instalación de una carpa festiva en las proximidades de esta zona de la ciudad han dejado un reguero de daños en el mobiliario urbano y mucha suciedad tanto en espacios públicos como privados.

Farolas rotas, papeleras y señales arrancadas, trozos de cristales arrojados en zonas de juegos infantiles y espejos retrovisores de los coches despedazados son algunos de los destrozos apuntados por los vecinos. Un grupo de ellos quiso dejar constancia de estos daños fotografiándolos el pasado lunes.

Un vecino, Luis Cardona, lamentó que muchos de los actos vandálicos se han centrado en el nuevo parque del barrio, una zona ajardinada próxima al cuartel de la Guardia Civil que se inauguró a finales del año pasado. "Han arrancado de cuajo una señal y algunas papeleras han aparecido en otras zonas del barrio", protestó Cardona.

El presidente de una de las muchas comunidades de vecinos que hay en el barrio, Francisco García, señaló que la práctica del 'botellón', que el pasado sábado se generalizó por todo el barrio, produjo molestias de ruidos a los residentes. "Los chavales ponían la música muy alta en los coches y los vecinos de los primeros pisos no pudieron dormir", indicó.

Francisco García reclamó que el Ayuntamiento ponga soluciones a un problema que afecta a mucha gente. Explicó que el pasado fin de semana algunos vecinos salían a las ventanas para discutir con los jóvenes que había en la calle, una medida que, a su juicio, "no sirve de nada y solo complica más las cosas". En la Fuenfresca viven alrededor de 6.000 personas.

Otros vecinos se han quejado de que muchas cuadrillas de jóvenes hicieron 'botellón' en portales de viviendas y zonas privadas comunes a varios bloques de pisos, casos en los que la limpieza corre a cargo de los propietarios. Según relataron, estos grupos aprovecharon los rincones y recovecos que ofrecen algunas construcciones para poder convivir con sus amigos hasta altas horas de la madrugada resguardándose del frío.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Fuenfresca, Joaquín Villarroya, anunció que se dirigirá al Ayuntamiento para pedir que se adopten medidas que eviten nuevos daños en el barrio. No obstante, el portavoz vecinal recordó que lo ocurrido durante las Bodas de Isabel de Segura "no es tan excepcional, porque prácticamente cada fin de semana hay 'botellón' y las calles y los jardines quedan en un estado bastante lamentable".

De hecho, una de las comunidades de vecinos del barrio que tienen espacios comunes abiertos, aprobó en su última junta vallar todo el recinto para evitar las molestias de los fines de semana, como explicó su presidente, José Joaquín Vicente Miedes. "En parte, es por temor a los robos, pero también lo hacemos porque estas pandillas, cada sábado, no recogen la bebida que les sobra y dejan cristales por el suelo", indicó.

Reunión municipal

Por su parte, el Ayuntamiento celebró ayer mismo una reunión de trabajo para estudiar la forma de regular la práctica del 'botellón' en Teruel. En la misma participaron varios concejales, técnicos de la Oficina de Juventud y representantes de los Servicios Jurídicos del Consistorio. La Corporación Municipal quiere disponer de un texto que será presentado para su votación en unos 15 días al Consejo de Participación Ciudadana.

Según informó el concejal de Servicios, Luis Muñoz, dos son las líneas principales que deberán debatirse en el Ayuntamiento a partir de ahora. Una de ellas es la posibilidad de habilitar 'botellódromos', espacios adecuados para que los jóvenes convivan al tiempo que consumen bebidas. El edil destacó que la experiencia no ha tenido demasiado éxito en otras ciudades y que él mismo no es partidario de adoptar esta medida.

Muñoz destacó que, no obstante, si la opinión mayoritaria resultase favorable a la creación de 'botellódromos', él defenderá el acondicionamiento de uno de estos espacios en cada barrio de la ciudad, para evitar que los posibles problemas se concentren en una sola zona.

La otra línea apunta a la prohibición del 'botellón', siempre y cuando esta costumbre vaya ligada a actos de vandalismo o al deterioro de la convivencia. Muñoz explicó que, en este caso, la Policía Local procedería a identificar a los jóvenes y, en caso de que en ese lugar se registraran daños y se demostrase con una investigación que habían sido ellos, se aplicarían sanciones. El concejal subrayó que el Ayuntamiento trabaja, además, para ofrecer a los jóvenes modos de ocio alternativo, como el futuro centro de la plaza de Domingo Gascón.

Etiquetas