Teruel

TERUEL

Miles de grullas reposan en la nueva laguna del Cañizar de Villarquemado

Las aves han elegido en sus migraciones el humedal, recuperado tras tres siglos desecado.

Miles de grullas acuden a la laguna del Cañizar, donde caballos pastan plácidamente.
Miles de grullas reposan en la nueva laguna del Cañizar de Villarquemado
ANTONIO GARCÍA

La laguna del Cañizar, situada entre los términos municipales de Villarquemado y Cella, está recuperando la importancia medioambiental que tuvo hace tres siglos. Miles de grullas se han refugiado este año en el humedal, rescatado para usos recreativos y didácticos mediante un ambicioso proyecto de la Confederación Hidrográfica del Ebro, del que ya se ha ejecutado la primera fase.

A primeros de este mes se llegaron a contabilizar en la laguna hasta 8.000 grullas, más que en Gallocanta, conocida mundialmente por el paso de estas aves migratorias. Se espera, no obstante, que la población se incremente notablemente en los próximos días, cuando las zancudas regresen del Sur de España, en su paso postnupcial hacia el norte de Europa.

Las nevadas y lluvias de los últimos meses han dotado al Cañizar, un espacio húmedo que en total llegará a disponer de 350 hectáreas de superficie, de los máximos caudales tras el inicio de su recuperación hace cuatro años. Su aspecto paisajístico y su riqueza natural están convirtiendo esta zona en un importe reclamo para el turismo de naturaleza. El director conservador de la laguna, José Carlos Rubio, señalaba que entre 20 y 50 personas han pasado a diario este año por el observatorio de aves, instalado frente al lago artificial y los dos islotes habilitados para darles cobijo.

"Creemos -señalaba el director- que el Cañizar va a ser un punto de referencia en el tema de la ornitología en general, y en las grullas, en particular, similar a Gallocanta, no mejor".

Se espera que la Confederación Hidrográfica del Ebro dé a conocer en breve el proyecto que completará la intervención en el Cañizar, y que incluirá, entre otras actuaciones, el acondicionamiento de canales navegables y restitución de caminos. Hasta ahora se han invertido en esta iniciativa 100.000 euros.

José Carlos Rubio sostiene que hace tres siglos el humedal era lo más parecido, en superficie y en interés medioambiental, a las Tablas de Daimiel. Fue desecado en el siglo XVIII, durante el reinado de Fernando VI, por presión de la población, que atribuyeron el origen de una epidemia de paludismo a la zona pantanosa.

Visitas guiadas

En estos momentos se están ofreciendo visitas guiadas a las cuales se puede acceder a través de la web: lagunadelcanizar.es. Hay una red de voluntarios, que en un futuro podría profesionalizarse.

El director de la laguna señaló que el atractivo del Cañizar va más allá del interés ornitológico. El paisaje, con un flujo continuo de caballos pastando, es otro de sus encantos.

El alcalde de Villarquemado -localidad cuyo término municipal abarca el 90% de la superficie de la laguna-, Federico Serrano, indicó que la difusión ha sido "primordial" para que la laguna sea conocida cada vez más. La población de grullas, en crecimiento constante, ha sido otro de los factores.

Serrano agregó que este año han visitado la laguna expertos ornitólogos de todo el mundo, sobre todo de Europa, por lo que se está configurando como un punto de referencia para la observación de las grullas y de las aves, en general. "En el momento en que viaja la gente a un lugar se va notando en el consumo, pero creo que poco a poco lo vamos a notar más", explicaba el alcalde.

Federico Serrano restó importancia a los posibles conflictos que siempre han existido entre aves como las grullas y las poblaciones donde radican. "Cuando concebimos esto lo hicimos con la intención de conciliar el medio ambiente con los intereses de los agricultores y ganaderos", dijo. Añadió que junto con la alcaldesa de Cella solicitará ayudas a la DGA por si se producen daños en los cultivos.

Etiquetas