Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los comerciantes reciben en dos años 13.274 mensajes a móviles por alertas de robo y estafa

En tres minutos, un ordenador transmite la alerta dada por una tienda a los 180 socios del Centro Comercial Abierto.

El propietario de La Gramola consulta el sistema de alerta a móviles en su establecimiento.
Los comerciantes reciben en dos años 13.274 mensajes a móviles por alertas de robo y estafa
ANTONIO GARCÍA

Los propietarios y gerentes de los 180 establecimientos del Centro Comercial Abierto (CCA) de Teruel han recibido en dos años 13.275 mensajes de texto a móviles en los que se les alertó de incidencias de seguridad, como la presencia de bandas de ladrones, estafas o atracos registrados en la ciudad. En menor medida, el CCA ha utilizado el mismo procedimiento para comunicar otras informaciones urgentes.

El sistema de alertas a móviles (SAM) mediante SMS, que entró en servicio en agosto de 2007, sirve para que, en caso de que algún comercio o empresario asociado detecte o sufra la presencia de rateros, bandas de ladrones, intentos de estafa o personas que intentan colocar billetes falsos, pueda avisar en pocos minutos a los 180 establecimientos asociados. La alerta masiva sirve para poner en guardia al resto de comerciantes, con lo que se previenen nuevos delitos.

Desde que un comerciante avisa al Centro Comercial Abierto (CCA) de una incidencia de seguridad hasta que el mensaje, acompañado de algunos datos que identifican y localizan a los autores, llega a todos los asociados a través de internet pasan apenas 3 minutos. Entre los destinatarios del aviso, figuran también las fuerzas de seguridad -Policía Nacional y Policía Local-, que se personan en el lugar de los hechos también en un par de minutos.

La rápida divulgación entre los comerciantes de los delitos o de intentos de cometerlos sirve, como explica el propietario de la tienda de música La Gramola, Alberto Navarro, "para que no se repitan estos incidentes en otros establecimientos, porque, normalmente, los ladrones, en una sola mañana, actúan en varios puntos". Navarro explica que, a pesar de las medidas de seguridad que tiene en su tienda -cámaras de vigilancia incluidas-, los delincuentes aprovechan momentos en los que tiene que abandonar el mostrador para actuar. Desde que se puso en marcha el servicio de aviso por SMS, ha transmitido media docena de avisos para su reenvío al resto de colegas del Centro Histórico.

Billetes falsos

El CCA se encarga de incorporar la información sobre delitos o intentonas que recibe de los asociados a la web que le sirve para reenviarla, a través de internet, a los móviles de todos los socios. También puede mandar mensajes con fotos y vídeos, pero la transmisión es mucho más lenta. Durante poco más de dos años de funcionamiento, este novedoso sistema ha trasmitido 75 avisos urgentes, la mayoría por la aparición de billetes falsos y robos.

El sistema informático y de internet utilizado por el SAM tiene un coste de mantenimiento nulo para los comerciantes y los mensajes que se transmiten gozan, además, de una tarifa rebajada.

Rápida respuesta policial

Desde el CCA resaltan la rapidez de respuesta de la Policía Nacional, que "llega al lugar del incidente a los tres minutos de mandarse la alerta". En, al menos cinco ocasiones, la colaboración de los comerciantes y la reacción policial permitió la detención de los delincuentes.

Los comerciantes señalan que el sistema de alertas por SMS da "mucha tranquilidad" al sector. La eficacia se ve incrementada por tratarse de una pequeña ciudad, lo que facilita y agiliza la respuesta policial. Los buenos resultados han despertado el interés de la Dirección General de la Policía Nacional y de asociaciones de comerciantes de otras ciudades, como Alcañiz que pretende ponerlo en marcha en breve.

El comisario jefe de la Policía Nacional, Valentín Solano, explica que, a veces, la alerta no parte de los asociados del CCA sino que se inicia en las fuerzas de seguridad, que informan a la asociación de comerciantes del Centro Histórico de la presencia de delincuentes o de hechos delictivos registrados en la ciudad. Solano señala que el SAM propicia la colaboración ciudadana con la Policía y aporta seguridad al comercio. La agilidad del procedimiento impide que se cometan delitos. "Los delincuentes -dice- no tienen tiempo de cometer dos acciones, porque todos los establecimientos se ponen alerta en cuestión de pocos minutos".

Etiquetas