Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Unos cien pacientes se han visto afectados por la avería del TAC, que se reparará mañana

La rotura del escáner del Obispo Polanco hace una semana obligó a suspender todos los estudiosLos sindicatos médicos piden que se renueve el aparato.

Un centenar de pacientes, aproximadamente, se ha visto afectado por los retrasos y molestias que está ocasionando desde el pasado martes la avería del TAC (Tomografía Axial Computerizada) del hospital Obispo Polanco de Teruel, que ha obligado a suspender todos los estudios de diagnóstico por imagen que se realizan con esta tecnología.

 

Fuentes del Departamento de Salud del Gobierno aragonés afirmaron ayer que el aparato podría volver a estar operativo mañana, miércoles, una vez que los técnicos acaben de resolver -entre ayer y hoy- el fallo, consistente en la rotura de un tubo. La pieza tiene que importarse desde Singapur. Así, de no surgir inesperados contratiempos, el TAC habrá permanecido estropeado una semana.

 

Debido a la avería, el hospital habrá tenido que aplazar alrededor de 60 estudios programados, a razón de 12 diarios de lunes a viernes. Los pacientes que estaban citados para esa prueba habrán visto cómo se anulaba la fecha acordada a la espera de conseguir una nueva cita. A esa cifra hay que sumar al menos otros 16 enfermos -a una media de dos diarios- con patologías graves que requieren un escáner urgente y que están siendo derivados al hospital Miguel Servet de Zaragoza.

Hospitalización

A todos ellos se añaden aquellos pacientes hospitalizados cuya alta médica guarda relación con una prueba de TAC. Si bien en determinados procesos el enfermo puede ser enviado a casa a falta solo de los resultados de ese examen, en cualquier caso el enfermo tendrá que regresar al centro sanitario cuando la máquina vuelva a funcionar para ser diagnosticado con el escáner.

 

Fuentes médicas indicaron que la avería del TAC "ha contribuido a aumentar la congestión que vive habitualmente el hospital de Teruel", al darse menos altas médicas y permanecer ocupadas, por tanto, más camas. Las mismas fuentes aseguraron que, como medida, algunas intervenciones quirúrgicas que precisan de hospitalización están siendo sustituidas por otras ambulatorias.

 

Estos extremos, sin embargo, no fueron confirmados ayer por el Salud, que dijo que las altas médicas se dan siempre y exclusivamente según criterios clínicos y que las intervenciones quirúrgicas se programan de la forma más racional posible y siguiendo normas de organización interna. "El hospital funciona con normalidad", señalaron desde la DGA.

 

Los médicos ponían en duda ayer que mañana esté solventada la avería del escáner y se inclinaban por alargar hasta el próximo viernes el plazo de tiempo en el que el TAC permanecerá averiado. Por su parte, desde la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) en Aragón reclamaron mayor previsión por parte del Gobierno aragonés a la hora de renovar el material tecnológico. La organización sindical destaca que el escáner del Obispo Polanco ha cumplido ya diez años por lo que su vida media se acerca al final y la Administración debería ir pensando en su sustitución con el fin de evitar molestias a los usuarios.

Etiquetas