Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La saturación del pantano del Arquillo obliga a desembalsar el agua almacenada

Las nevadas y las lluvias registradas los últimos días en las sierras turolenses han llenado el embalse, cuyo nivel de almacenamiento se encontraba ayer al 89% de su capacidad.

La compuerta del Arquillo deja pasar estos días un enorme cañón de agua
La saturación del pantano del Arquillo obliga a desembalsar el agua almacenada
JAVIER ESCRICHE

La compuerta de la presa del pantano del Arquillo está desembalsando estos días una enorme columna de agua como consecuencia del aumento de reservas que presenta la infraestructura y que la sitúa con unos niveles de almacenamiento desconocidos en los últimos años.

 

El embalse, principal fuente de abastecimiento de agua potable de la ciudad de Teruel, se encontraba ayer a un 89% de su capacidad, lo que ha obligado a la Confederación Hidrográfica del Júcar- organismo del que dependeel pantano- a autorizar el desembalse. Las nevadas y las lluvias que han descargado las últimas semanas sobre los Montes Universales han favorecido el rebosamiento del Arquillo, cuya capacidad total es de 21 hectómetros cúbicos.

 

La compuerta mantenía ayer un nivel de desembalse de 7,5 metros cúbicos por segundo, aunque el pasado fin de semana llegó a alcanzar los 9,5 metros cúbicos por segundo.

 

Desde la Confederación Hidrográfica del Júcar reconocieron que las cantidades de agua que estos días pasan por la compuerta superan con mucho al laminado de seguridad que se mantiene a lo largo del año. No obstante, indicaron que se trata "de un desembalse técnico, en cumplimiento de las normas de explotación; nada extraordinario".

 

El pasado 29 de diciembre, por ejemplo, se registraron de salida 2 metros cúbicos de agua por segundo.

 

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Júcar explicaron que cuando el pantano adquiere elevados niveles de almacenamiento, como los que actualmente ha alcanzado el Arquillo, siempre se procede a un desembalse mayor de lo necesario con objeto de facilitar la absorción ante posibles avenidas.

 

En el año 2006, uno de los más secos de la historia del pantano turolense, el humedal llegó a estar a un 47% de su capacidad total.

Obras de renovación

La saturación del embalse coincide con una serie de obras de renovación que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino está realizando en el Arquillo a través de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

 

Los trabajos, que se centran en el túnel de desvío de la presa, cuentan con una inversión de 1.230.000 euros, financiados con cargo al Plan E (para el estímulo de la Economía y el Empleo). La presa, que fue construida entre los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, ha experimentado en todo este tiempo obras de mantenimiento y actualización, pero con el proyecto actual se renovarán las instalaciones del desagüe del túnel de desvío, uno de los más profundos del pantano.

 

En estos momentos se están llevando a cabo los primeros trabajos, consistentes en la excavación y retirada de los materiales acumulados en la boca del túnel para poder acceder al mismo. Dadas las características de los mismos, las actuaciones están siendo desarrolladas por especialistas subacuáticos.

Etiquetas