Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Una red de senderos de 24 kilómetros unirá la ciudad con el nuevo parque de Fuentecerrada

El proyecto, con un presupuesto de 314.101 euros, se incluirá en la segunda anualidad del Plan E del Gobierno.

El camino de Santa Bárbara, uno de los que se acondicionarán, y, al fondo, la ciudad de Teruel.
Una red de senderos de 24 kilómetros unirá la ciudad con el nuevo parque de Fuentecerrada
javier escriche

Una red de senderos de 24 kilómetros unirá el borde noroeste de la ciudad de Teruel con el parque de Fuentecerrada, la principal zona verde del entorno urbano y que está siendo sometida a una renovación integral. La intervención, que se ejecutará a lo largo de 2010, supondrá una inversión de 314.101 euros, que, previsiblemente, se financiarán con cargo a la segunda anualidad del Plan E del Gobierno central para estímulo de la economía.

 

El proyecto elaborado por la Concejalía de Parques y Jardines prevé el acondicionamiento y señalización de una extensa trama de caminos y sendas ya existentes para un mejor aprovechamiento de la población. La actuación también recoge labores silvícolas para mejorar el estado de los bosques afectados y prevenir incendios forestales. Los trabajos se ejecutarán en un plazo de cinco meses.

 

El concejal de Parques, José Antonio Sánchez, explicó que el proyecto encaja a la perfección en los criterios del segundo año del Plan E. Sánchez indicó que habilitar enlaces peatonales -y para ciclistas- entre los barrios del borde este de la ciudad -Carrel, Arrabal y San Julián-, la zona de Los Planos y Fuentecerrada facilitará el acercamiento ciudadano al entorno natural. Según el proyecto, este mejor conocimiento "concienciará a la población de la importancia de conservar los montes del entorno".

 

Las labores previstas incluyen el desbroce y limpieza de caminos, el marcado de recorridos, la señalización, la instalación de paneles informativos y el equipamiento con mobiliario recreativo. En algunas zonas de pendiente se construirán escaleras con traviesas de madera. Las zonas con riesgo de desprendimientos se protegerán con barandillas, el mismo elemento que se utilizará para cerrar los recorridos exclusivamente peatonales al paso de vehículos.

 

Entre los ocho senderos a acondicionar, figuran el camino de Santa Bárbara, el Mansueto, los Alcancuzares o la Cañada del Ratón. El de mayor longitud es el Mansueto, que parte del cerro de Santa Bárbara hasta llegar a las cercanías de la pedanía de Valdecebro pasando por la Peña del Macho, origen del acueducto de Pierres Vedel del siglo XVI. El tramo final de esta ruta sigue dirección sur hasta la Fuentecerrada.

 

Uno de los más concurridos habitualmente es, no obstante, el camino de Santa Bárbara, que discurre entre el cerro del mismo nombre y la Vía Perimetral, cerca de su enlace con la avenida de Sagunto. También es muy utilizado para paseos el camino de los Alcancuzares, que pasa por Los Planos, el entorno de Dinópolis y termina cerca de Fuentecerrada.

 

La senda de los Tendederos, que parte de las afueras de San Julián y termina en el camino de Santa Bárbara, es la que presenta mayor desnivel, lo que obligará a construir 160 metros de escaleras. La principal obra de acondicionamiento del firme se efectuará también en esta ruta, a pesar de ser una de las más cortas, con 1,4 kilómetros de recorrido.

 

Cada itinerario se señalizará con postes y señales direccionales, que marcarán el inicio y el final, además de informar a los usuarios en todos los cruces de la dirección a seguir. Los paneles informativos contendrán datos técnicos del recorrido, cartografía e información sobre el patrimonio natural y cultural.

Prevención de incendios

La principal intervención en materia de prevención de incendios consistirá en abrir una "faja auxiliar" en torno a un tramo de 2,1 kilómetros del camino de Santa Bárbara -desde el cerro del repetidor hasta la antigua escombrera-. En todo este recorrido se crearán a los dos lados del camino actual franjas de 20 metros de ancho con una mínima presencia de arbolado, que pasará de los actuales 1.361 pies por hectárea a 150. Además, los restantes se podarán para evitar la presencia de ramas cerca del suelo.

 

El proyecto de mejora del bosque y prevención de incendios, elaborado por el ingeniero de montes Ricardo Forcadell, señala que la franja "auxiliar" evitará la aparición de incendios, que, en caso de surgir, serán de más fácil extinción.

Etiquetas