Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

LA FERIA TUROLENSE MÁS ANTIGUA

Expo Calamocha abre sus puertas a una edición sin crisis

La feria comercial más antigua de Teruel se inaugura con más expositores que otros años.

La feria abrió el sábado sus puertas.
Expo Calamocha abre sus puertas a una edición sin crisis
ESTÍBALIZ CENTENO

La Feria General de Industria, Agricultura y Comercio, Expo Calamocha, abrió ayer las puertas de una nueva edición con la presencia de 85 expositores, una cifra ligeramente superior a otros años, según señaló el gerente de la misma, José Ignacio Ibáñez.

 

El certamen, cuya inauguración contó con la presencia del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, se convierte durante tres días en todo un acontecimiento social para Calamocha y los pueblos del entorno. Es, además, con 28 ediciones, la feria de carácter comercial más antigua de la provincia de Teruel.

 

El gerente señaló que se espera que la afluencia de público supere este año al de otras ediciones, que se cifraron en unos 20.000 visitantes. La buena climatología es, a su juicio, una buena aliada para logralo. "Consideramos este puente festivo uno de los mejores del año para conseguir buenas entradas a la feria. El pabellón suele estar muy concurrido, sobre todo hoy, porque los pueblos de la zona se llenan de gente que viven fuera y acuden a los cementerios".

 

La ocupación de la mayor parte de los 2.000 metros cuadrados de superficie de que dispone el pabellón ferial hace pensar que la crisis ha pasado de largo en Expo Calamocha. José Ignacio Ibáñez cree que la tradición de este certamen es una garantía para muchos expositores, pero también sostiene que "en época de crisis, las empresas incrementan los aspectos promocionales".

 

Los expositores que participan en la feria hasta el día 2 de noviembre representan a 500 firmas comerciales. El carácter generalista y de venta directa proporcionan a este certamen un atractivo añadido para el público, que puede adquirir los más novedosos productos comercializados en la actualidad.

En torno al 40% de los comerciantes proceden de la comarca, pero hay participantes que llegan de otras provincias.

 

Más suelo para una ampliación

En la inauguración de la feria, el alcalde de Calamocha, Joaquín Peribáñez, hizo alusión a la adquisición de terrenos para ampliar el recinto.

Se refirió a una vieja demanda del municipio que supondría, según José Ignacio Ibáñez, mejorar las instalaciones y posibilitar nuevos certámenes que en la actualidad no tienen cabida.

 

El recinto ferial cuenta con un total de 7.000 metros cuadrados, 2.000 de los cuales se encuentran en el interior de las instalaciones. En la zona exterior, se muestra la maquinaria agrícola o de obras, así como una exhibición de ganadería.

 

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, destacó la importancia económica que tiene esta cita en la comarca, especialmente en momentos de crisis como el actual.

 

El consejero aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje optimista y reiteró el apoyo del Gobierno de Aragón al desarrollo de esta comarca, con grandes posibilidades, a su juicio, gracias a su posición estratégica y a la puesta en marcha de la autovía Mudéjar.

Etiquetas