Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El Viaducto 'viejo' pasa a denominarse 'Fernando Hué de la Barrera' en su 80 aniversario

Para celebrar el 80 aniversario de la construcción del Viaducto 'viejo', el Ayuntamiento de Teruel ha cambiado el nombre de este puente que une dos partes de la ciudad. Desde ahora, se denomina Viaducto Fernando Hué de la Barrera, en homenaje al ingeniero que lo proyectó en 1929. El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, junto con familiares de Fernando Hué de la Barrera, descubrieron una placa con la nueva denominación.

El alcalde de la ciudad, Miguel Ferrer, manifestó que se trata de "un acto de justicia" porque la construcción del Viaducto "fue un acontecimiento histórico para Teruel" ya que este puente sirve desde entonces para unir dos zonas de la ciudad separadas hasta entonces.

Por su parte, el nieto del homenajeado que, también se llama Fernando Hué, agradeció al Consistorio turolense este homenaje y reconoció que "yo también he tenido que cruzar muchas veces el viaducto cuando he venido a Teruel". También agradeció al Ministerio de Fomento, como propietario del Viaducto que, antes fue un tramo de la carretera nacional.Un hito histórico

Además, quiso recordar la complejidad que en su día tuvo esta construcción ya que "en su época marcó un hito porque tenía que cruzar un vano grande, la cimentación y el terreno son malos, en aquel tiempo no se podían construir pilares tan altos" de forma que, el Viaducto de Teruel supuso un importante avance debido al "tamaño del puente".

Entre los actos que se han celebrado destaca la realización de un viaducto humano entre niños de 3 y 4 de primaria de los colegios Ensanche y La Purísima, cada uno correspondiente a un lado de los que separa el Viaducto y que representa la unión que supuso la construcción del Viaducto, permitiendo mejorar el acceso de la población hacia la meseta de Pinilla, hasta entonces accesible por la cuesta del Carrajete, y aumentar el terreno de expansión de la ciudad.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Teruel ha desarrollado una exposición relativa al Viaducto que estará abierta al público y a la que se podrán realizar visitas escolares. Allí se mostrará la función, la historia y la repercusión que supuso la realización de esta obra para la ciudad de Teruel.

En la exposición se puede comprobar la historia del Viaducto desde que se comenzó su proyecto hasta las complicaciones y desperfectos que sufrió con la guerra civil. También podemos encontrar lo que supuso el aumento de tráfico y la necesidad de realizar un nuevo viaducto que absorviera toda la circulación permitiendo que el Viaducto viejo fuera peatonal.

Las obras de construcción del Viaducto comenzaron en 1925, y en 1926 se iniciaba ya el montaje de la cimbra del arco principal, con la colocación de armaduras de la bóveda, que finalizó en verano de ese mismo año.

Para la construcción del puente se utilizó sillería de caliza blanca y cinco tramos de hormigón armado apoyándose en pilastras, pilas y estribos. En la parte superior se encuentra una barandilla. En la misma se encuentran escudos de España, Castilla, León, Navarra, Aragón, Valencia y Teruel.

La empresa adjudicataria de las obras fue para el ingeniero de caminos Mariano Luiña. El presupuesto con el que contó la realización del puente fue de 700.472 pesetas.

La ejecución del viaducto llegó hasta el 29 de octubre de 1929, momento en el que se procedió a la inauguración del mismo, que recibió el nombre de María Cristina. En el año 2004 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Etiquetas