Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El incremento de demandas por despido e impago salarial saturan el Juzgado de lo Social

La entrada de asuntos se ha duplicado respecto a 2008. El juez pedirá refuerzo de personal si la crisis continúa.

Las demandas por despido en Aragón bajaron un 11,5 % con un total de 524 demandas.
El incremento de demandas por despido e impago salarial saturan el Juzgado de lo Social
antonio garcía

Los datos hablan por sí solos. A lo largo de todo el año pasado el Juzgado de lo Social de Teruel -de ámbito provincial- recibió 405 asuntos nuevos. En lo que llevamos de 2009, en este órgano judicial, que se ocupa principalmente de la conflictividad laboral, han entrado ya 520 casos.

 

"Nos quedan dos meses largos para finalizar el año y todos pensamos que, al final, casi habremos duplicado el número de asuntos respecto a 2008, alcanzando la cifra de 700 casos ingresados", ha declarado estos días el magistrado titular del Juzgado de lo Social de Teruel, Rafael García de la Calle. El juez añadió que el volumen de trabajo de esta unidad judicial ha experimentado un crecimiento "espectacular".

 

Han aumentado sobre todo las demandas por despidos en empresas y las reclamaciones de salarios por parte de los trabajadores, lo que, a juicio de García de la Calle, demuestra que este incremento en la actividad judicial no es sino "una consecuencia lógica de la recesión económica que vive la provincia".

 

El magistrado anunció que, "de seguir así la situación, el Juzgado de lo Social de Teruel necesitará algún tipo de refuerzo de personal". "Coyunturalmente -continuó García de la Calle- el trabajo se puede sacar adelante, pero no si la litigiosidad elevada adquiere carácter de permanencia. Si no acaba pronto la crisis, tendremos que pedir ayuda".

 

Repetición de juicios viejos

El titular del Juzgado de lo Social recordó que todavía quedan pendientes de repetir algunos juicios que dejó sin resolver el anterior magistrado, Luis Eduardo Morales, quien por causas injustificadas no sacó sentencias en un periodo de dos años. En total, quedaron sin veredicto unas 300 vistas y ha sido necesario volver a celebrarlas para que un nuevo juez emita el correspondiente fallo. De estas, ya solo quedan pendientes de repetición 14.

 

El Ministerio de Justicia nombró en 2008 un juez de refuerzo para sacar adelante la tarea acumulada de años anteriores, pero el secretario, los auxiliares y los agentes que actúan también en cada procedimiento, siguen siendo los mismos que se ocupan -con una prolongación de jornada- de los asuntos que entran en la actualidad.

 

La plantilla del Juzgado de lo Social de Teruel no ha crecido en los últimos 15 años. Desde los años 90 del siglo pasado, además del magistrado y el secretario, hay dos funcionarios del Cuerpo de Gestión, tres auxiliares y dos agentes. "Somos pocos trabajadores y estamos desbordados. La plantilla es la misma desde hace mucho tiempo", declararon la pasada semana fuentes laborales.

 

El resto de los órganos del Palacio de Justicia de Teruel también han registrado un aumento del trabajo, puesto que ha habido un incremento de las diligencias por lesiones, agresiones sexuales, delitos contra la salud pública y contra el patrimonio, la mayor parte de estos últimos producidos en casas de campo y chalés. Además, ha habido en los últimos meses más denuncias por violencia de género, como resaltó recientemente, durante el acto oficial de apertura del año judicial, el fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Jesús Gargallo.

 

Mercantil

En ese mismo acto, el presidente de la Audiencia Provincial de Teruel, Fermín Hernández, ya alertó de que, en general, los juzgados de la provincia están teniendo mucho más trabajo, entre un 35% y un 45% más de casos, que el año pasado "debido a la crisis económica". Hernández destacó que el Juzgado de lo Mercantil ha experimentado un notable crecimiento al pasar de un solo caso de concurso de acreedores en 2007, a once en 2008 y a un total de dieciseis solo en el primer trimestre de 2009. Este procedimiento judicial se abre a instancias de las empresas que alegan dificultades de solvencia.

 

En ese sentido, jueces, fiscales y funcionarios del Palacio de Justicia, como también abogados y procuradores de la provincia, estiman muy necesaria la entrada en funcionamiento del tercer Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Teruel, prevista para finales de este año. En la actualidad, un solo juzgado, el número uno, acumula las materias de Mercantil y Violencia de Género al resto de sus competencias, lo que ha motivado quejas por parte del personal tanto por el exceso de trabajo -no ha habido aumento de plantilla- como por las distintas especialidades que deben asumir los trabajadores.

 

La puesta en marcha del tercer juzgado será posible gracias a las obras de ampliación y modernización del Palacio de Justicia que se llevan a cabo desde principios de año y que están a punto de finalizar. De otro modo, el edificio no habría contado con espacio suficiente para una nueva unidad.

Etiquetas