Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Los vecinos ven apresurado poner semáforos en la Glorieta

Dicen que el Ayuntamiento debería haber esperado a conocer el tráfico real que se generará en el Óvalo al tener doble sentido

Los semáforos, ya instalados, entrarán en funcionamiento cuando el Óvalo tenga doble sentido.
Los vecinos ven apresurado poner semáforos en la Glorieta
antonio garcía

La Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando de Teruel considera precipitada la medida adoptada por el Ayuntamiento de instalar semáforos en el cruce entre el viaducto antiguo y la bajada hacia el Óvalo para regular el tráfico una vez que este paseo sea de doble sentido.

 

El portavoz de la federación vecinal, Isidoro Esteban, manifestó ayer que, antes de realizar el gasto en la compra de los semáforos, el Consistorio debería haber esperado a conocer sobre el terreno el aumento de tráfico real generado en la zona. En su opinión, hubiera sido más prudente que, inicialmente, un policía local ordenara la circulación hasta saber si son necesarios o no los semáforos.

 

Esteban recordó que más de un semáforo en Teruel ha quedado fijo en la posición de ámbar al poco tiempo de haber sido instalado tras comprobarse que el tráfico no era tan intenso en ese punto como para tener que ser regulado por semáforos.

Rotondas

Por otro lado, la Federación de Asociaciones de Vecinos 'San Fernando' advierte que los semáforos podrían resultar incompatibles con las dos rotondas que se encuentran a pocos metros, una para dar acceso al Centro Histórico y la otra al viaducto nuevo y a las Rondas. La asociación teme que se produzcan atascos de vehículos en las horas punta.

 

"Para comprobar todos estos aspectos y detalles, pensamos que hubiera sido mejor que un agente regulara el tráfico los primeros meses y viera si realmente hacen falta semáforos", indicó Isidoro Esteban.

Los semáforos instalados son manuales, es decir, el peatón pulsa un botón cuando necesita cruzar y aguarda a que se encienda la luz verde. Para la asociación vecinal, puede darse el caso de que los viandantes atraviesen la calzada aprovechando la ausencia de vehículos después de haber solicitado el paso y luego estos tengan que esperar parados sin que nadie cruce.

 

Por su parte, el concejal de Tráfico de Teruel, Luis Muñoz, destacó que el cruce entre el viaducto antiguo y la bajada al Óvalo es un punto de mucha afluencia de peatones por unir el Centro Histórico y el Ensanche. En la zona hay además un colegio. Esta circunstancia, unida al mayor tráfico que producirá el doble sentido del paseo del Óvalo, hacen aconsejable, para el Ayuntamiento, poner semáforos. El edil recordó que la medida fue apoyada por todos los grupos municipales tras haber sido propuesta en una comisión.

 

No obstante, Muñoz no descartó "dejar en ámbar el semáforo si da problemas". El concejal añadió que la regulación del tráfico mediante señales luminosas da seguridad al peatón. La instalación de semáforos forma parte del proyecto de reforma del Óvalo, que pasará a tener doble sentido ante la reivindicación vecinal.

Etiquetas