Teruel

TERUEL

Las listas de edificios que eluden el IBI llegan al Catastro para acabar con este fraude tributario

El Ayuntamiento comunica 55 casas levantadas en suelo urbano que no cotizan y pasará los recibos en octubre

El Ayuntamiento comunica a la oficina del Catastro -en la foto- los edificios que no pagan IBI.
Las listas de edificios que eluden el IBI llegan al Catastro para acabar con este fraude tributario
antonio garcía

Los propietarios de los quinientos inmuebles detectados en el suelo urbano de Teruel que eluden el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) empezarán a recibir en octubre los recibos correspondientes, con cuatro años de atrasos si los edificios tienen esta o más antigüedad. El Ayuntamiento ha remitido a la Gerencia del Catastro las primeras 55 fichas informatizadas de otras tantas propiedades ubicadas en el casco urbano de la ciudad y las pedanías que escapan al principal tributo municipal. Los envíos de información se sucederán cada semana hasta completar todos los edificios que no cotizan actualmente.

 

Tras recibir la información de inmuebles 'morosos' recopilada por el Ayuntamiento, la Gerencia del Catastro procede a realizar la valoración de los edificios, un dato que luego comunicará al Consistorio para que sirva de base para aplicar el IBI. La concejala delegada de Hacienda, la parista Carmen Alonso, confía en poder cobrar los recibos de las 500 construcciones hasta ahora invisibles para las arcas municipales este mismo año, lo que generará unos ingresos extra para las finanzas locales de un millón de euros.

 

Desde el pasado mes de julio, el Ayuntamiento cita a propietarios de los inmuebles que no pagan sus impuestos para que aporten información de sus propiedades. A continuación, el Consistorio remite esta documentación al Catastro para que realice las valoraciones correspondientes. Al terminar septiembre, habrá comunicado un centenar de edificios 'morosos'.

 

Carmen Alonso señaló que las comunicaciones entre el Ayuntamiento y la Gerencia del Catastro son muy fluidas y la valoración de los inmuebles se realiza con prontitud. La colaboración entre los dos organismos se acoge a la posibilidad legal de que el Consistorio comunique al Catastro las variaciones sobre inmuebles que conoce a través de la gestión urbanística o mediante un proceso de investigación, como el que se desarrolla en Teruel.

 

La concejala aclaró que también ha habido casos de propietarios de casas inmunes al IBI que se han personado en el Ayuntamiento por su propia iniciativa para informar sobre la situación de sus fincas con el objeto de incorporarlas al padrón -listado de propiedades afectadas por los tributos municipales con sus valoraciones y dueños-.

 

Alonso aclaró que la detección de edificios que esquivan el pago del IBI no conlleva sanciones para sus propietarios, aunque sí que deben pagar atrasos hasta un máximo de cuatro años. Entre los edificios urbanos que escapan a la fiscalidad municipal, figuran obras nuevas y ampliaciones de antiguas construcciones. El Catastro comprueba la información recibida del Ayuntamiento y procede a la valoración catastral.

 

El afloramiento de las viviendas que no cotizan se ha producido mediante el estudio de fotos aéreas, un trabajo de localización que se ha completado con visitas sobre el terreno. El Ayuntamiento ha contratado a una empresa especializada para realizar esta tarea, que, tras realizarse en el suelo urbano, se extenderá en una segunda fase al resto del municipio.

 

Según una primera estimación de la empresa redactora del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), Idom, existen ochocientas viviendas ilegales en suelo no urbano y que, en muchos casos, tampoco pagan el IBI correspondiente.

600 casas ilegales catalogadas

La Gerencia de Urbanismo trabaja, paralelamente a la labor de ampliación del padrón del IBI, en un inventario de todas las viviendas ilegales de la ciudad. Este listado incluirá información sobre la propiedad, antigüedad y otras características de los edificios. De momento, se han catalogado seiscientas construcciones y el proceso no está previsto que concluya hasta el primer trimestre de 2010. La edificación ilegal, una bolsa de fraude en el pago del IBI, constituye, además, uno de los principales problemas urbanísticos del municipio.

Etiquetas