Teruel

ACCIDENTE LABORAL

Un obrero de la fábrica de abonos de Sarrión fallece al volcar una carretilla

El operario quedó atrapado bajo el vehículo y murió de forma instantánea. Ocho trabajadores han muerto en el tajo este año

Tras el siniestro, un operario de Agrimartín tiende un cordón para cortar el paso al interior de la fábrica.
Un obrero de la fábrica de abonos de Sarrión fallece al volcar una carretilla
a. g.

Un mecánico de mantenimiento de la empresa de abonos Agrimartín de Sarrión, Carlos López, de 45 años y vecino de Geldo (Castellón), falleció ayer en un accidente laboral registrado al volcar la carretilla que conducía dentro de la fábrica. El siniestro se produjo a las 15.30 y, aunque se desplazó hasta el lugar el helicóptero de emergencias sanitarias del 112, no se pudo hacer nada por salvar la vida del operario, que falleció de forma instantánea como consecuencia de las graves lesiones sufridas en la cabeza.

 

El director de recursos humanos del grupo Turoltrading -al que pertenece Agrimartín-, Javier Polo, explicó que, aunque en la nave donde se produjo el accidente había otros trabajadores que acudieron de inmediato en ayuda del herido, constataron que este había fallecido. Polo, que conocía personalmente a Carlos López, se mostró "muy afectado" por el suceso, al igual que el resto de la plantilla de la fábrica, situada a varios kilómetros de Sarrión, cerca del paraje conocido como La Escaleruela.

 

El empleado fallecido tenía una larga experiencia en el manejo de carretillas. Después de trabajar durante nueve años en la fábrica de Sarrión, dejó este empleo durante otros dos para incorporarse a una empresa de Castellón donde realizó parecidas funciones que en Agrimartín. Hace solo ocho meses regresó otra vez a su puesto de trabajo en la fábrica sarrionense.

 

Javier Polo no pudo concretar por qué se produjo el vuelco mortal de la carretilla, que ocurrió en un lugar sin desnivel y con la máquina descargada. Polo comentó que, probablemente, el operario intentó escapar al percatarse del vuelco, una decisión que pudo propiciar el fatal desenlace, porque el trabajador quedó atrapado entre la carretilla y el suelo. A juicio del responsable de personal, se trató de un accidente sin relación con deficiencias en las medidas de seguridad o con una imprudencia.

 

La secretaria general de CC. OO. en Teruel, Mariluz Benedicto, que se desplazó también a la fábrica de Agrimartín, apuntó la posibilidad de que el accidente se produjera como consecuencia del cruce de la carretilla conducida por Carlos López con una pala, lo que pudo provocar un volantazo del toro mecánico. La sindicalista añadió que, quizá, el accidente no hubiera tenido consecuencias tan funestas si el operario no hubiera intentado escapar y hubiera permanecido en la cabina, que quedó intacta tras el vuelco.

 

Mariluz Benedicto explicó que todos los integrantes de la plantilla -formada por 74 empleados- están conmocionados y "con los ánimos por los suelos". Javier Polo indicó que "por respeto" al fallecido y su familia la producción se interrumpió durante la tarde de ayer.

Crece la mortalidad

La secretaria de CC. OO. en Teruel alertó sobre la alarmante tendencia ascendente de la mortalidad por accidente laboral que se registra en la provincia en los últimos años. Recordó que en 2009, y cuando todavía faltan tres meses para acabar el año, ha habido 8 fallecidos en el tajo frente a los 6 acumulados en todo 2008 y el único fallecido en 2007.

Mariluz Benedicto mostró su preocupación por la "negativa evolución" de este indicador. A su juicio, entre las causas del incremento de los accidentes laborales mortales, figuran la excesiva rotación de las plantillas, la falta de formación en seguridad y la insuficiencia de las inversiones en esta materia.

 

El siniestro mortal de Sarrión y el preocupante ascenso de la mortalidad en accidentes de trabajo en la provincia provocó las reacciones de CC. OO. e IU, que emitieron sendos comunicados. El secretario de Salud Laboral del sindicato, Benito Carreras, señaló que en Aragón han muerto en sus puestos de trabajo 38 personas este año y en Teruel la situación puede calificarse de "sangría". Carreras advirtió contra la tentación de las empresas de reducir gastos en materia de seguridad laboral con la excusa de la crisis.

 

Por su parte, el coordinador de IU en Aragón y diputado en las Cortes aragonesas, Adolfo Barrena, tras mostrar su "solidaridad" a la familia del fallecido, señaló que la "fatalidad" no puede aceptarse como causa de los siniestros en el tajo porque "algo ha fallado y debe mejorarse". Barrena reclamó un incremento de la labor de control de la Administración.

 

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron efectivos de la policía judicial de la Guardia Civil y de la Administración laboral para investigar lo sucedido.

Etiquetas