Teruel
Suscríbete por 1€

TERUEL

La capital reforzará su suministro de agua con nuevas captaciones en Escandón y Platea

Las obras deberá realizarlas en los próximos cuatro años la empresa que gane el concurso para gestionar el servicio.

Un grupo de vecinos observa la presa del Arquillo, la principal fuente de agua potable de la ciudad.
La capital reforzará su suministro de agua con nuevas captaciones en Escandón y Platea
j. escriche

Teruel reforzará sus captaciones de agua en los próximos cuatro años con la construcción de seis nuevos sondeos en el entorno del puerto de Escandón y en Platea. La realización de estas infraestructuras está incluida en las bases del concurso para la gestión del servicio de agua potable y alcantarillado de la ciudad, que acaba de salir a licitación tras la anulación de la actual adjudicación a Sastesa -empresa filial de la Diputación Provincial- por una sentencia judicial.

 

Los dos pozos previstos en el Escandón, destinados a reforzar el suministro doméstico, aprovecharían un potente acuífero situado a quince kilómetros de la capital localizado en 2005 por el gabinete de geología de la Diputación Provincial. La profundidad de las perforaciones alcanzará los 550 metros. En Castralvo, también cerca del puerto de Escandón, están previstos otros dos sondeos de 500 metros de profundidad. En total, los cuatro pozos costarán 186.000 euros.

 

La captación de Platea, con dos sondeos, cubrirá las necesidades de esta amplia zona empresarial de nueva creación. La profundidad estimada de los pozos es de 280 metros y su presupuesto, de 474.000 euros.

 

Los nuevos sondeos reforzarían las actuales captaciones de la ciudad, situadas en el pantano del Arquillo -la principal fuente de suministro-, Caudé y San Blas. Además, la capital cuenta con pozos en la antigua carretera de Cuenca, que no están en servicio pero que, en caso de necesidad, podrían aprovecharse. El proyecto de explotación del agua potable de Teruel contempla también una inversión de 236.000 euros en la mejora de estas instalaciones.

 

Además del refuerzo del suministro, la empresa concesionaria deberá renovar las redes de distribución que están en peor estado, un 12% del total. Esta medida afectará a 25,8 kilómetros de tuberías de chapa, fibrocemento y PVC, que serán sustituidas por conducciones de fundición. Esta actuación tendrá un coste de 839.000 euros. Otra infraestructura prevista es un nuevo depósito de almacenamiento de 10.000 metros cúbicos preciso para cubrir las necesidades derivadas del crecimiento urbanístico y poblacional. Su coste estimado es de 876.000 euros.

Recargo por mejoras

En total, las inversiones en mejoras de la red de suministro y distribución que deberá asumir la empresa gestora ascienden a 2,5 millones de euros. Su ejecución se concentrará en los primeros cuatro años de la concesión -que sale a concurso por 20 años prorrogables por otros 10-. Para compensar este desembolso, la concesionaria podrá aplicar un recargo de 0,05 euros por metro cúbico consumido a lo largo de las dos décadas de explotación inicial.

 

La actual concesión a Sastesa, recurrida por la anterior gestora, Aqualia, fue anulada por el Tribunal Superior de Aragón al estimar que debió salir a concurso en lugar de adjudicarse mediante un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diputación Provincial.

Etiquetas