Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los empresarios dicen que el polígono La Paz se convierte en una zona industrial de segunda

La asociación Asempaz critica la falta de inversión en infraestructuras, mantenimiento y tecnología frente a Platea

La directiva de la asociación de empresarios, en el interior del polígono industrial La Paz.
Los empresarios dicen que el polígono La Paz se convierte en una zona industrial de segunda
JAVIER ESCRICHE

La Asociación de Empresarios del Polígono Industrial La Paz (Asempaz) reclama que se impulsen las inversiones en mantenimiento, infraestructura y tecnología en este área fabril de Teruel. A juicio de la organización empresarial, se están destinando importantes presupuestos al desarrollo de la plataforma logística Platea y La Paz lleva camino de convertirse en un "polígono de segunda".

 

Los empresarios de La Paz denuncian también están sufriendo un agravio comparativo por parte de las Administraciones frente a las grandes compañías. "Parece que estas son las únicas que reciben subvenciones", manifestó el presidente de Asempaz, Alejandro Monfort. Además, los empresarios turolenses, consideran excesiva la presión fiscal que soportan.

 

Según un estudio realizado por Asempaz el pasado mes de junio en las cuatro zonas industriales de Teruel -La Paz, Los Hostales, San Blas y Platea-, en la actualidad, se encuentran instaladas 270 empresas que generan 2.971 puestos de trabajo directos. Por otro lado, del análisis se desprende que la media de empleados por empresa es de doce y, por lo tanto, que el tipo de empresa predominante es la pyme.

 

Monfort afirmó que en Teruel "nunca ha habido tradición industrial de compañía de producción porque la ciudad ha permanecido aislada en materia de comunicaciones durante muchos años, produciéndose un entramado sólido de empresas pyme".

Platea busca empresas locales

Los empresarios de La Paz admiten, no obstante, que Platea ha atendido una de las principales demandas que Asempaz planteó, adaptando la oferta de solares de la plataforma logística industrial a las necesidades de la demanda local. Platea dispone de parcelas de 2.000 metros cuadrados junto a la carretera N-234 para uso terciario y comercial, de 4.000 metros para la instalación de empresas de investigación y desarrollo, y de 8.000 para grandes empresas logísticas. Es en este último sector donde se han hecho nuevas parcelas de 4.000 metros con el fin de favorecer la instalación de los pequeños y medianos empresarios turolenses. Además, se han construido naves de 1.000, 2.000 metros cuadrados y, más recientemente, de 450 metros cuadrados "para atender la demanda de la empresa turolense", indican desde Platea.

 

No obstante, el empresario turolense se enfrenta a otros inconvenientes a la hora de crecer dentro de su ciudad. "El perfil de la empresa local no va a cambiar, porque hay inconvenientes tecnológicos, administrativos y de comunicación. Por otra parte, tenemos que ser conscientes de que las empresas se implantan en territorios con ventajas logísticas y económicas. Y las subvenciones en Teruel son escasas, malas y tardías. Aragón no es Objetivo 1 y, por lo tanto, nadie migraría a esta provincia cuando en las colindantes, como Valencia, se les ofrecen ayudas que aquí no tienen y el precio del suelo en zonas como Sagunto (Valencia) es mucho más competitivo", explicó Monfort.

Más apoyo para las pymes

"Nuestras empresas son principalmente pymes con poca estructura organizativa y, en su mayoría, son familiares", dicen desde Asempaz. Esta característica tiene dos lecturas: una positiva, porque la pyme posee "mayor flexibilidad para adaptarse a las nuevas condiciones de la economía, para buscar nuevos mercados, ofrecer nuevos productos y mayor dedicación en tiempo de sus trabajadores"; y otra negativa, ya que "la precaria estructura de las empresas pequeñas limita su crecimiento y capacidad para atender a grandes clientes", manifiestan.

 

A estas circunstancias hay que sumarx el hecho de que las pequeñas y medianas empresas se están resintiendo de la crisis porque las ventas se han reducido, mientras que los periodos de cobro se están ampliando. Frente a esta coyuntura, Asempaz solicita que "se siga apoyando a las pymes con fondos para dotarlas de liquidez, programas para que puedan 'reinventarse' y cambiar de sector, o ayudas directas para hacerlas más productivas".

Etiquetas