Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Detectados quinientos edificios en suelo urbano que no pagan el IBI

El Ayuntamiento prevé cobrar a los morosos en 2009Puede reclamar hasta cuatro años de atrasos del impuesto

El Ayuntamiento de Teruel ha detectado en poco más de medio año 500 construcciones levantadas en suelo urbano que no pagan el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El Consistorio prevé pasar los recibos correspondientes antes de terminar 2009 con la reclamación de cuatro años de atrasos cuando los edificios tengan esta antigüedad o superior. La Concejalía de Hacienda prevé que la incorporación de estos contribuyentes morosos genere unos ingresos extra superiores al millón de euros para las arcas municipales este mismo año.

 

La concejala de Hacienda, Carmen Alonso, explicó ayer que el Ayuntamiento recabará la información necesaria de los propietarios que no cotizan por sus inmuebles para remitirla al Catastro, que se encargará, a su vez, de realizar las valoraciones catastrales, que sirven de base para el cobro del IBI.

El próximo lunes empezarán a comparecer en el Ayuntamiento los propietarios de construcciones que no pagan IBI para aportar la información que servirá de base para su incorporación al Catastro. Una vez realizado este trámite, el Catastro comunicará los valores de los inmuebles al Ayuntamiento para que pueda pasar a cobro el IBI correspondiente.

 

El Consistorio ha programado citaciones de propietarios morosos hasta el mes de septiembre, pero continuarán en los meses siguientes hasta completar todas las edificaciones que eluden el impuesto.

 

Las quinientas construcciones que no tributan se reparten entre el suelo urbano de la ciudad y de sus diez pedanías. En 250 casos el Ayuntamiento ha comunicado a los propietarios que deben aportar la información para regular su situación tributaria, mientras que un número equivalente está pendiente de comunicación.

 

Entre la información que solicita el Ayuntamiento, figuran los planos de localización del inmueble, fotos y certificados de fin de obra, nombre del propietario y dimensiones del edificio.

 

Alonso señaló que los edificios que no pagan IBI han sido localizados en un primer "barrido" realizado en el suelo urbano, pero la misma operación se llevará a cabo con las construcciones levantadas en suelo no urbanizable. La concejala señaló que, independientemente de la catalogación del suelo, todos los inmuebles deben pagar el impuesto correspondiente. Previsiblemente, dada la proliferación de construcciones ilegales en suelo no urbanizable que se produce en el entorno de la ciudad, el número de edificios que no cotizan será muy superior al detectado en el casco urbano de la ciudad y las pedanías. Según una primera estimación realizada dentro del proceso de reforma del Plan General de Ordenación Urbana, en el entorno urbano se han construido 803 edificaciones ilegales. En total, unas 1.400 construcciones podrían eludir el IBI.

 

Para realizar la labor de control, el Ayuntamiento cuenta con el apoyo de una empresa externa, además de los propios servicios municipales. La concejala añadió que la labor de supervisión parte de fotos aéreas.

 

La concejala aclaró que el afloramiento de la bolsa de morosos en el IBI no conlleva sanciones y se limita a reclamar la liquidación de este impuesto con los atrasos de los últimos cuatro años cuando corresponda.

 

La delegada de Hacienda aclaró que el cobro del IBI es un proceso independiente de la labor que desarrolla la Gerencia de Urbanismo de detección de edificaciones ilegales para su sanción y la restitución de la legalidad urbanística. Sin embargo, puede haber muchos casos en los que las viviendas irregulares eludan también el pago del IBI por lo que la Gerencia y la Concejalía de Hacienda intercambiarán información al respecto.

Etiquetas