Despliega el menú
Teruel

SUCESO

Dos trabajadores mueren por inhalación de gases dentro de una alcantarilla en Alcañiz

Uno se desvaneció y, cuando su compañero fue a socorrerle, también falleció dentroAl parecer, los obreros llevaban diez horas muertos cuando fueron localizados

Dos trabajadores murieron el lunes en Alcañiz al asfixiarse mientras se encontraban trabajando en una alcantarilla. Los fallecidos, un español de 61 años, identificado como C. C. A.; y un joven de 28 años de nacionalidad colombiana, con iniciales E. O. B. U., trabajaban para la empresa zaragozana EHISA, una firma dedicada a la construcción del Grupo Elecnor. Todo parece indicar que ambos fallecieron por inhalación de gases y que cuando uno de ellos sufrió un desvanecimiento el otro trabajador acudió en su auxilio y murió en el in- tento.

 

La Guardia Civil de Alcañiz recibió el lunes sobre las cuatro y media de la tarde la llamada de unos familiares de los fallecidos que se encontraban preocupados porque no conseguían localizarlos en sus teléfonos móviles. Poco antes de las 23.00, hallaron a los trabajadores y se procedió a montar un operativo para sacar de la alcantarilla, de tres metros de profundidad, a los dos empleados con la ayuda de los bomberos, que, equipados con un equipo autónomo de oxígeno, bajaron por el conducto vertical en busca de los dos hombres.

 

El bombero que accedió al interior de la alcantarilla encontró el primero de los cuerpos (el del hombre de 61 años) sobre el otro. Tras atarlo, lo sacaron a la superficie con un arnés que improvisaron. Posteriormente, se procedió a la misma operación para sacar el otro cuerpo, que se encontraba en contacto con el agua y portaba una mascarilla de papel anudada al cuello. Ambos presentaban el rigor mortis, según confirmaron fuentes del rescate.

 

Las mediciones de gases efectuadas en la alcantarilla después de que los bomberos accediesen a ella constataron la presencia de oxígeno en el interior del conducto, así como un fuerte hedor. Al parecer, se trata de ácido sulfhídrico, un gas tóxico que se forma debido a la descomposición de la materia orgánica. En condiciones normales es un gas incoloro. Se le conoce también como hedor de mina y gas de alcantarilla y su olor más característico es a huevos podridos.

 

Los efectivos sanitarios de la UVI móvil del 061 que se habían desplazado no pudieron hacer nada por reanimar a los trabajadores. Posteriormente, un juez y un forense certificaron las muertes de los trabajadores y la Policía Judicial inició los trámites para la investigación.

Obras de la red municipal

La alcantarilla se encuentra en el punto kilométrico 136 de la vía de servicio paralela a la carretera Nacional 232 en dirección a Zaragoza. Ambos trabajadores se encontraban dando los últimos remates para conectar la red de aguas pluviales de la calle Bajo Aragón con la red principal de la ciudad. En concreto, estaban trabajando en la retirada de un tapón colocado en una fosa séptica para poner en funcionamiento el nuevo sistema de recogida de aguas pluviales.

 

Al parecer, los dos trabajadores podrían llevar más de diez horas fallecidos cuando fueron rescatados del registro de aguas pluviales. Apenas a cinco metros de la alcantarilla donde se encontraban los fallecidos, estuvieron trabajando el lunes en una obra distinta varios obreros sin enterarse de lo sucedido. "Ni siquiera nos dio por asomarnos en todo el día a ver lo que estaban haciendo, pero claro, cada uno está a su faena", comentaba un trabajador que prefirió mantener su anonimato.

 

Ayer, al conocer el fatal accidente laboral, este empleado recordaba que le extrañó que estuviese en marcha durante todo el día el compresor eléctrico que utilizaban los dos fallecidos. "Vinieron sobre las once de la mañana y se metieron a trabajar; a las nueve de la noche aún pasó uno de nosotros por delante de la alcantarilla y estaba la escalera puesta, por lo que igual llevaban muertos más de diez horas cuando los sacaron de ahí", explicó.

 

Los responsables de la empresa zaragozana se encontraban ayer en Alcañiz prestando declaración en el cuartel de la Guardia Civil a la Policía Judicial para aclarar lo sucedido.

 

Inspección de Trabajo del Gobierno de Aragón también ha abierto una investigación de lo sucedido para dirimir las causas del fallecimiento de los dos obreros. A partir de ahora será el Juzgado nº2 de Alcañiz el que se haga cargo de iniciar el procedimiento judicial para zanjar las responsabilidades acerca de lo lo sucedido.

 

Por su parte, varios familiares de los trabajadores se desplazaron hasta el tanatorio de Alcañiz mientras se realizaban las autopsias a los cuerpos. El cadáver del trabajador colombiano será repatriado en los próximos días a su país natal una vez finalicen los trámites administrativos que se han puesto en marcha.

Etiquetas