Despliega el menú
Teruel

.

Una granizada frustra el concierto estrella de las fiestas de Teruel

La Oreja de Van Gogh suspendió su actuación tras una fuerte tormenta. El vendaval derribó una torre de iluminación y empapó los equipos de luz y sonido.

teruel. La fuerte tormenta acompañada de pedrisco que descargó ayer sobre Teruel frustró el concierto estrella de la programación de las fiestas del Ángel de Teruel, el del grupo La Oreja de Van Gogh. En poco más de media hora cayeron sobre la ciudad 22 litros por metro cuadrado y el pedrisco superó en algunos momentos los cuatro centímetros de diámetro.

La lluvia y el granizo empaparon los equipos de sonido, el escenario y las luces del recinto para conciertos habilitado junto al Palacio de Congresos, además de encharcar la contigua carpa para la discomóvil. El vendaval que acompañó a la tormenta causó también algunos destrozos, como el derribo de una torre montada para iluminar el escenario.

Ante el peligro que suponía seguir adelante con la actuación debido al riesgo de que se produjeran problemas eléctricos y ante la amenaza de que se repitieran las precipitaciones, a última hora de la tarde el concejal de Fiestas, José Antonio Esteban y la empresa organizadora de las actuaciones, Zesmusic, acordaron suspender la actuación de la banda donostiarra.

La cancelación del concierto con más tirón de público del programa festivo causó decepción entre los numerosos seguidores de La Oreja de Van Gogh. José Antonio Esteban anunció que Zesmusic devolverá el importe de las entradas el próximo martes en la taquilla de la plaza de toros. Esteban justificó la supresión de la actuación "por seguridad". Las lluvias se llevaron por delante también la novillada programada, al quedar la plaza convertida en un barrizal.

Lleno en la carpa para bailar

La fiesta 'World Dance Music', enmarcada en la programación 'La radio al sol' de la cadena Ser, reunió en la madrugada de ayer a varios miles de jóvenes ávidos de música de baile. Una de las asistentes explicó que "hubo mucha gente y con ella mucho ambiente".

La noche del pabellón de los Planos fue muy movida para los servicios de seguridad y de urgencias, con numerosas peleas que desembocaron en el traslado de tres personas con lesiones al hospital Obispo Polanco. Un miembro del servicio de seguridad opinó que el número de guardias jurados era "muy escaso" para el numeroso público reunido al calor de la música electrónica. La misma fuente añadió que el principal objetivo de los registros de bolsos y mochilas fue requisar todo tipo de bebidas.

Ante las críticas de malos modos recibidas por el servicio de seguridad del pabellón de los Planos, el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Luis Muñoz, avaló la labor realizada. Aseguró que hizo "las cosas correctamente". A su juicio, los reproches se deben a que, en las fiestas de Teruel, "no había costumbre de revisar los bolsos"

Etiquetas